Los konbini obtendrían ganancias récord tras el desastre del 11 de marzo

Desde el terremoto los japoneses comen más en casa que antes, impulsando el consumo de productos como los bento


Publicidad


Tras el terremoto y el tsunami del 11 de marzo, los japoneses están comiendo más en casa. Por ello, las tiendas de conveniencia (konbini) han incrementado sus ingresos, reveló el diario Nikkei.

Los grandes comercios minoristas japoneses obtendrían ganancias operativas récord en la primera mitad del año fiscal.

Mientras el triple desastre de hace seis meses ha perjudicado a muchos negocios, también ha beneficiado a otros. La crisis ha impulsado la venta de artículos de consumo diario y productos que ahorran energía.

Por ejemplo, las ventas de Seven-Eleven han crecido un 8 por ciento interanual a lo largo de seis meses hasta agosto. El consumo de onigiri y bento se incrementó tras el desastre. Asimismo, subieron las ventas de productos alimenticios para freír, comida preparada, pilas y papel higiénico.

Se calcula que las ganancias operativas de la cadena japonesa superarían los 96,3 mil millones de yenes registrados en el primer semestre del año fiscal 2008, antes de que estallara la crisis mundial.

Otras cadenas de konbini como Lawson y FamilyMart, el operador de supermercados, Life Corp., y la firma de ropa, Shimamura, también habrían logrado beneficios récord en la primera mitad del presente año fiscal.

Estos resultados positivos han originado que algunas empresas minoristas eleven la proyección de sus ganancias para este año, reveló Nikkei. Sin embargo, otras prefieren ser cautas ante la difícil situación económica de EE. UU. y Europa.


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario