Cautela de inversores en Tokio ante la presentación de resultados empresariales

 

La Bolsa de Tokio cerró plana debido a la cautela de los inversores de cara a la publicación, a partir de hoy, de los resultados empresariales correspondientes al año fiscal nipón, que finalizó el pasado 31 de marzo.

El índice de referencia Nikkei cerró con un retroceso de 1,71 puntos, un 0,01 por ciento, y quedó en 18.430,49 enteros, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, ganó 1,39 puntos, un 0,09 por ciento, hasta las 1.472,81 unidades.

El parqué nipón registró ganancias moderadas durante la primera mitad de la sesión, en parte aupado por la publicación de datos positivos de la balanza comercial, que recogen un superávit de 614.722 millones de yenes (5.271 millones de euros) en marzo, su segundo mes consecutivo de excedente.

Las ganancias, sin embargo, se vieron limitadas por la cautela de los inversores ante la publicación de los resultados empresariales correspondientes al año fiscal nipón (de abril de 2016 a marzo de 2017), que se darán a conocer a partir de hoy.

Los inversores se mantienen a la espera, además, de la reunión de hoy entre el ministro nipón de Finanzas, Taro Aso, y el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, y de las elecciones presidenciales francesas de este fin de semana.

Los principales exportadores nipones se vieron favorecidos por una nueva caída del yen frente al dólar: los gigantes automovilísticos Toyota Motor y Nissan Motor subieron un 1 y un 1,2 por ciento, respectivamente.

En el sector financiero, Mitsubishi UFJ Financial Group escaló un 1,7 por ciento, y Sumitomo Mitsui Financial Group avanzó un 1,5 por ciento.

Una caída en los precios del crudo colocó al sector energético en el terreno negativo: Inpex se dejó un 1,3 por ciento, mientras que Showa Shell Sekiyu bajó un 2,1 por ciento.

En la primera sección, 1.091 valores avanzaron frente a los 792 que retrocedieron, mientras que 132 cerraron el día sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 2,159 billones de yenes (18.481 millones de euros), por debajo de los 2,317 billones de yenes (19.843 millones de euros) de la víspera. (EFE)

 

Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*