Daihatsu anuncia medidas para restaurar la confianza tras el fraude de las certificaciones

Presidente de Daihatsu, Soichiro Okudaira. (Toyota Global)

La automotriz japonesa Daihatsu Motor anunció en un informe que extenderá los períodos de desarrollo de vehículos en un 40% e incrementará significativamente los inspectores de calidad, como parte de sus esfuerzos por establecer medidas de seguridad contra el fraude en los estándares de seguridad.

Soichiro Okudaira, presidente de Daihatsu, presentó el informe al Ministro de Transporte japonés, Tetsuo Saito, quien instó a la subsidiaria de Toyota a «romper con la cultura que llevó a los empleados a hacer trampas».

El informe surge después de las revelaciones en diciembre de que la empresa participó en «conductas indebidas» en las pruebas de certificación de seguridad y otros estándares en vehículos nuevos. El escándalo obligó a paralizar todas las plantas de vehículos de Daihatsu en Japón.

«Implementaremos medidas para evitar una repetición del problema y convertirnos en una empresa que trabaje de la manera correcta», dijo Okudaira el viernes.

Daihatsu planea aumentar el personal de cumplimiento para las pruebas de certificación en siete veces para junio en comparación con los niveles de enero de 2023. Esa sección se había reducido como medida de reducción de costos. El personal involucrado en el rendimiento de seguridad se incrementará en un 50%.

Un panel independiente que investiga el escándalo dijo en un informe que «la presión extrema de un cronograma de desarrollo demasiado ajustado y rígido» fomentó la mala conducta.

Daihatsu dijo que separará sus departamentos de desarrollo y certificación, y facilitará a los empleados la presentación de problemas internamente.

El Ministerio de Transporte ordenó a Daihatsu el 16 de enero que reestructurara su organización e informara sobre sus medidas preventivas dentro de un mes. El panel independiente culpó del escándalo a ejecutivos que impulsaron tiempos de desarrollo más cortos sin tomar medidas para prevenir el fraude, pero aún no se ha anunciado un nuevo equipo de gestión.

El presidente de Toyota Motor, Koji Sato, indicó en enero que la empresa matriz estaba abierta a considerar cambios en la dirección de Daihatsu.

Con respecto a su relación con Toyota, Daihatsu dijo en el informe que «hubo vacilación en ambas partes y la situación real y las estrategias no se compartieron suficientemente».

También se han descubierto conductas indebidas de control de calidad en las empresas del grupo Toyota Industries y Hino Motors. El 30 de enero, el presidente de Toyota, Akio Toyoda, se disculpó por la serie de escándalos y dijo que trabajaría para evitar su repetición como la persona a cargo del grupo.

Takayuki Asami, abogado con experiencia en gestión de crisis corporativas, dijo al Nikkei: «Si bien es loable que la empresa haya presentado acciones específicas, es cuestionable si el enfoque de esas medidas está en el cumplimiento».

«La empresa debería estar preparada para decir que si no puede garantizar la seguridad de un vehículo, no lo desarrollará», dijo Asami. (RI/NI/IP/)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 35K suscriptores

BELLEZA

『PR』PATROCINADOS


Descarga el App de Súper Tokio Radio


AUTOMÓVIL