¿Cómo somos los peruanos?, una reflexión desde Isesaki, por Julio Peña

El pasado 14 de mayo en la ciudad de Isesaki, prefectura de Gunma, se realizó el Festival de Cine Peruano que tuvo una ceremonia de conmemoración por el 150 aniversario de las relaciones diplomáticas entre Perú y Japón.

Masao Aizawa, CEO de Aizawa Corporation, tuvo la oportuna y muy bien comentada iniciativa de llevar a cabo este evento que tuvo por finalidad no solo recordar la amistad entre ambos países, sino también mostrar mediante una película y un documental parte de nuestra variopinta sociedad y hacernos reflexionar sobre lo que somos como peruanos.

Pensamos acerca del enorme potencial que tendríamos si nos enfocamos en desarrollar nuestras habilidades blandas, o sea aquellas competencias personales y sociales que facilitan las relaciones humanas, habilidades relacionadas con la inteligencia emocional, el pensamiento crítico, el liderazgo, la resiliencia y la gestión del cambio, entre otras. como una ventaja competitiva para la resolución de conflictos y del trabajo en equipo.

Las competencias blandas son muy importantes para afrontar los desafíos de un futuro marcado por las nuevas tecnologías y la globalización y que nos permiten dar un paso muy necesario hacia la multiculturalidad.

La película “Rómulo y Julita”, una cómica adaptación de la famosa obra Romeo y Julieta, de una manera sarcástica nos muestra un rostro de nuestra sociedad, dividida por diferencias irrelevantes

Las personas que cuentan con este tipo de habilidades contribuyen a mejorar el bienestar tanto dentro de la sociedad como de las empresas y organizaciones públicas y privadas generando optimismo, motivación, comunicación y empatía, lo que se traduce en una mayor productividad y mejores resultados.

La película “Rómulo y Julita”, una cómica adaptación de la famosa obra Romeo y Julieta, de una manera sarcástica nos muestra un rostro de nuestra sociedad, dividida por diferencias irrelevantes que son hábilmente aprovechadas por funcionarios corruptos para enriquecerse.

El desenlace del filme tiene un final feliz que invita a la reflexión pues el dar solución a viejas y absurdas rencillas para poner el bien común como prioridad, nos beneficiaría a todos.

Luego se proyectó el documental “Identidad”, el que a través del fútbol nos abre los ojos y nos hace ver la cruda verdad de que los peruanos no tenemos aún una identidad nacional.

“Perú es un país con muchas identidades, con la llegada de la cultura española a Perú llega también Roma, Grecia, la religión católica y la gente de África y todos ellos crean una nueva cultura peruana”, expresó Mario Vargas Llosa en la inauguración del Foro ARCO en España (febrero, 2019)

Recordemos además que nuestro país fue uno de los primeros en abrirse a China y a Japón, país que nos ha dejado una colonia nikkei conformada por unos 100.000 descendientes.

“El Perú y lo peruano son conceptos en debate. A Perú se lo considera un país americano, hispanoamericano, andino americano, pero también cristiano, occidental, hispánico, mestizo.  A menudo se ha hablado y se habla de Perú, de lo peruano y de los peruanos como si todo ello fuera un cuerpo homogéneo y monolítico, y se prescinde de sus variedades.  Otras veces se dice que Perú es un mosaico de razas y culturas, tantas que no cabe reconocer ninguna unidad. Perú ha sido y es motivo de preocupación intelectual referida a su ser, esencia e identidad”.

“La historia de Perú nos muestra un proceso inacabado de formación de una nación con ingredientes diversos. El Perú que conocemos e integramos se ha constituido lentamente. Es obra de muchas generaciones, un resultado histórico, una consecuencia, un ser nuevo que antes no existía, que se ha formado y sigue formándose, pues el proceso no ha concluido. El imperio incaico coronó un proceso de miles de años en el que participaron hombres y mujeres llegados de diversas procedencias que construyeron las ‘culturas’ que englobamos en lo que llamamos Antiguo Perú», según Oswaldo Holguín Callo en «Historia y proceso de la identidad de Perú. El proceso político-social y la creación del Estado», un artículo publicado en la revista Araucaria de la Universidad de Sevilla en 1999.

El documental “Identidad” describe al Perú como una olla a la cual se le agregan muchos ingredientes representados por los que llegaron a Perú de todos los continentes

Es decir, estamos en proceso de formación social, cívica y cultural. Aún no somos una nación, pero estamos yendo hacia esa meta.

El documental “Identidad” describe al Perú como una olla a la cual se le agregan muchos ingredientes representados por los que llegaron a Perú de todos los continentes de manera voluntaria u obligados. Todos han puesto algo, han sumado y siguen sumando.

Nuestro país no termina de formarse, pero el fenómeno futbolístico con la participación en el Mundial de Rusia, nos indica que estamos cerca de la gran unión de todos los peruanos y que cuando se consolide seremos una gran nación.

A pesar de las, por ahora, insalvables diferencias políticas, tenemos de todo en un territorio rico en recursos materiales, microclimas, fauna y flora además de una geografía espectacular para que en un futuro cercano la expresión: “Vale un Perú”, vuelva a escucharse en el mundo entero.

 

(*) Julio Peña. Colaborador. Director ejecutivo del Foro Reflexión Perú, capítulo Japón.

 

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 35K suscriptores

BELLEZA

『PR』PATROCINADOS


Descarga el App de Súper Tokio Radio


AUTOMÓVIL