Brasil: Manifestantes invaden sedes del gobierno, Congreso Nacional y Supremo Tribunal

Manifestantes toman sedes del Estado en Brasil (Agencia Brasil-Foto Marcelo Camargo)

Manifestantes simpatizantes del expresidente Jair Bolsonaro descontentos con los resultados electorales invadieron los edificios en Brasilia del Congreso Nacional, el Palacio del Planalto y el Supremo Tribunal Federal (STF).

La invasión comenzó después de que se rompiera la barrera formada por la policía militar en la Esplanada dos Ministérios, que estaba cerrada, informó la Agencia Brasil. El Congreso Nacional fue el primero en ser invadido, con manifestantes ocupando la rampa y lanzando cohetes. Luego rompieron vidrios en el Salón Negro del Congreso y dañaron el piso de la Cámara.

Tras el ataque en el Congreso, invadieron el Palacio del Planalto y el Supremo Tribunal Federal donde rompieron vidrios y muebles.

 

Turba ataca e invade sedes del gobierno, Congreso y Justicia en Brasilia.

Las imágenes muestran que la policía militar que se encontraba en las inmediaciones del Congreso Nacional utilizó gas pimienta en un intento fallido por contener a los manifestantes que coreaban «consignas golpistas».

A través de las redes sociales, el ministro de Justicia, Flávio Dino, dijo que «este absurdo intento de imponer la voluntad por la fuerza no prevalecerá». Agregó que había escuchado del gobierno del Distrito Federal que se reforzaría la seguridad. “Las fuerzas de que disponemos están trabajando. Estoy en la sede del Ministerio de Justicia”, escribió el ministro.

El exministro de Justicia en el gobierno de Bolsonaro y actual secretario de Seguridad Pública del Gobierno del Distrito Federal, Anderson Torres, quien se encuentra en Estados Unidos, dijo, vía Twitter, que había determinado para el sector de operaciones «medidas inmediatas para restaurar orden en el centro de Brasilia».

El primer ministro de la Secretaría de Comunicación, Paulo Pimenta, dijo en las redes sociales que está seguro de que la mayoría de los brasileños quiere unidad y paz para que Brasil salga adelante. “Esta manifestación es de una minoría golpista que no acepta el resultado de las elecciones y que predica la violencia. Una minoría violenta, que será tratada con el rigor de la ley”.

El presidente del Senado y del Congreso Nacional, Rodrigo Pacheco, dijo que «repudia con vehemencia estos actos antidemocráticos», que, según él, deben «sufrir con urgencia el rigor de la ley».

El presidente de la Cámara publicó en redes sociales que el Congreso Social nunca negó «una voz a los que quieren manifestarse pacíficamente, pero nunca dará lugar a disturbios, destrucción y vandalismo».

BOLSONARO SE PRONUNCIA Y DEFIENDE

El expresidente de la República, Jair Bolsonaro, se expresó en Twitter sobre las manifestaciones y dijo: “Las manifestaciones pacíficas, en forma con la ley, son parte de la democracia. Sin embargo, las depredaciones e invasiones de edificios públicos como las ocurridas hoy, así como las practicadas por la izquierda en 2013 y 2017, escapan a la regla”, dijo Bolsonaro.

El expresidente también dice que durante su mandato actuó conforme a la Constitución y repudió “las acusaciones, sin pruebas, que me atribuyó el actual jefe del ejecutivo de Brasil”.

La declaración de Bolsonaro se refiere al discurso pronunciado por el presidente de la República, Luiz Inácio Lula da Silva, quien dijo que los discursos de Bolsonaro estimularon actos de vandalismo este domingo.

(AG/)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 36.479 suscriptores

Descarga el App de Súper Tokio Radio