Japón pondrá a prueba la moneda digital DCJPY respaldada con depósitos bancarios

El objetivo es poner la nueva moneda en circulación a mediados de 2022.

Japón comenzará a probar antes de fin de año o más tardar a inicios de 2022, la nueva moneda digital DCJPY (nombre provisional) respaldada por depósitos bancarios con la participación de las principales entidades crediticias y más de 70 grandes empresas reunidas en el Foro de Divisas Digitales.

La prueba medirá la viabilidad de la moneda digital para transacciones comerciales con grandes pagos entre compañías, dijo el Nikkei. El objetivo es poner la moneda en circulación en la segunda mitad de 2022.

El Foro está integrado por entidades financieras como MUFG Bank, Sumitomo Mitsui Banking Corp. y Mizuho Bank y empresas del tamaño de NTT, Japan Post Bank, East JR, Mitsubishi Corp., Kansai Electric Power y Seven & i Holdings, además de Decurret, proveedora de servicios de intercambio de criptomonedas con sede en Tokio.

Las autoridades financieras del país, como el Banco de Japón (que es el banco central) y la Agencia de Servicios Financieros de Japón, participarán como observadores de esta iniciativa privada.

Se afirma que la participación de diferentes y grandes industrias ayudará a mejorar rápidamente la velocidad de las transferencias y a reducir los costos de transacción, mientras que el respaldo con depósitos bancarios está destinado a reforzar la credibilidad de la nueva divisa digital.

MONEDA DIGITAL = LA MONEDA FÍSICA

La moneda DCJPY comenzará a utilizarse este año, o a más tardar a principios del 2022, en transacciones de empresa a empresa y para el comercio de energía eléctrica. Los usuarios, tanto corporativos como individuos, podrán utilizarla una vez que abran una cuenta.

El valor de la moneda digital es igual que la moneda física, de allí que una unidad equivaldrá a 1 yen, eliminando cualquier posibilidad de especulación monetaria. 

Hasta ahora el dinero electrónico en Japón se emplea masivamente a través de los pases de tren Suica, Pasmo y otros que funcionan como tarjetas inteligentes de débito, pero se trata de transacciones pequeñas entre consumidores. No se usa para el comercio a gran escala como se pretende con la moneda DCJPY.

Otra gran diferencia con el dinero electrónico para pagar el tren, será que la moneda digital podrá convertirse en dinero en efectivo libremente, lo que la hará más útil para las empresas. Según el plan del Foro de Divisas Digitales, la segunda fase de la prueba empezará en abril cuando se ponga en práctica la conversión de la moneda digital a efectivo.

EL YUAN DIGITAL, LA EXPERIENCIA CHINA

En el mundo, el avance más importante en el uso de la moneda de digital ocurre en China. Allí está en fase de prueba el yuan digital que es respaldada por el Banco Central de China y que tiene como objetivo de reemplazar parte de los billetes y las monedas físicas en circulación.

En su fase de prueba, el yuan digital ya puede ser utilizado en las zonas públicas de diez regiones para pagar servicios e impuestos. Las empresas que aceptan cobrar  en esta divisa no deberán pagar comisiones por transacción como ocurre al usar aplicaciones de pago de terceros.

En Japón, el banco central no tiene aún planes para una moneda digital oficial, por lo que el ensayo y lanzamiento de la DCJPY impulsada por los privados puede influir decisivamente en el rumbo monetario del país. (RI/AG/NI/)


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio


Te recomendamos

JAPÓNICA
J POP
JAPÓNICA
J POP
J POP

PRODUCTOS

Alimentos y Bebidas de Japón
Novedades de Japón
Alimentos y Bebidas de Japón

Turismo en Japón

LECTOR

Deja tu comentario