Chequean la salud de Iizuka, de 90 años, para saber si queda en prisión.. accidente de Ikebukuro

Kozo Iizuka ingresó a un centro de detención de la policía de Tokio.

Kozo Iizuka de 90 años fue recluido ayer lunes en el Centro de Detención de Tokio. Es responsable de la muerte de una madre e hija pequeña y de dejar gravemente heridas a nueve personas en un accidente automovilístico ocurrido en 2019 en Ikebukuro, Tokio.

Se procederá a un chequeo sobre su estado de salud y de hallarse estable, quien fuera exdirector del Instituto de Tecnología Industrial del Ministerio de Comercio, deberá ingresar definitivamente a prisión para cumplir su pena. Iizuka fue condenado a cinco años de cárcel.

El pasado 2 de septiembre, el Tribunal de Distrito de Tokio concluyó que el accidente fue provocado por un error del conductor, que pisó el acelerador en vez del freno.

No obstante, durante el proceso el acusado se había declarado inocente aduciendo una anomalía en el automóvil, cosa que un informe de los peritos descartó totalmente. Tras la sentencia, Iizuka no presentó apelación ni tampoco la fiscalía y la sentencia fue confirmada el día 17.

El Código Penal estipula que la ejecución de una sentencia puede suspenderse “cuando exista un peligro grave para la salud o riesgo de muerte” o cuando el sentenciado tiene “70 años o más”. Sin embargo, el sentenciado ha hecho saber que no pedirá la suspensión de la pena.

Según el veredicto, a mediodía del 19 de abril de 2019, Mana Matsunada de 31 años y su hija Rika de 3 años, cruzaban en bicicleta un paso de peatones en Higashi-Ikebukuro, en el distrito de Toshima, cuando fueron arrolladas por el automóvil que conducía Iizuka. Otras nueve personas entre hombres y mujeres resultaron gravemente heridas.

IIZUKA RECONOCE SU ERROR EN EL ACCIDENTE

Iizuka hizo conocer ayer por la mañana una declaración antes de su detención: “Fui llamado por la Fiscalía del Distrito de Tokio y hoy entraré a prisión. Durante el juicio no recordaba haber dado algún paso en falso durante el accidente, por lo que me declaré inocente ante la familia de las víctimas”.

“Luego entendí que todo fue el resultado de un error mío al confundir el acelerador con el freno. Decidí no apelar. Me disculpó profundamente con la familia y parientes de Mana Matsunaga y de Riko que murieron y con quienes resultaron heridos”, expresó el hombre.

Finalmente, afirmó: “Quiero cumplir mi sentencia y reflexionar sobre mi acto negligente. También pido disculpas por las molestias causadas a muchas personas en este accidente”. (RI/PJ)

SUSCRÍBASE GRATIS! A INTERNATIONAL PRESS

Registre su correo electrónico para suscribirse y reciba diariamente el Adelanto Informativo de Japón. Exclusivo para lectores registrados.


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio


Te recomendamos

Blogs de Japón
Anime y manga
JAPÓNICA
JAPÓNICA
Cine

PRODUCTOS

Novedades de Japón
Alimentos y Bebidas de Japón
Alimentos y Bebidas de Japón

Turismo en Japón

LECTOR

Deja tu comentario