Tribunal de Corea del Sur ordena venta de activos de Mitsubishi para pagar a víctimas

Durante la Segunda Guerra Mundial, dos mujeres coreanas fueron obligadas a trabajar en fábricas de la compañía japonesa Mitsubishi Heavy Industries. En aquel entonces, Corea estaba bajo dominio de Japón.

Las mujeres, hoy nonagenarias, demandaron a Mitsubishi y el lunes un tribunal de Corea del Sur ordenó la venta de activos del fabricante nipón para compensarlas por daños, informó Kyodo.

Mitsubishi, de acuerdo con el fallo, tendrá que vender derechos de marca registrada y patentes.

Cada mujer recibirá alrededor de 20 millones de yenes (180 mil dólares).

La compañía japonesa tachó de «extremadamente lamentable» el fallo.

Mitsubishi puede recurrir a otras instancias judiciales en Corea del Sur, motivo por el cual la venta de sus activos no se haría en un futuro cercano.

La decisión judicial añade una muesca más en las deterioradas relaciones entre Corea del Sur y Japón, país cuya postura oficial es que todas las reclamaciones surcoreanas derivadas del dominio colonial japonés (1910-45) fueron resueltas con un acuerdo bilateral de 1965, mediante el cual los japoneses otorgaron montos de compensación a los surcoreanos.

Es la primera vez que un tribunal surcoreano ordena la venta de activos de una compañía japonesa en relación con el tema. Para Japón, los fallos de tribunales surcoreanos contra compañías japonesas por reclamos derivados del dominio colonial colisionan con el derecho internacional.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, apuesta por una solución diplomática a los problemas. (International Press)

SUSCRÍBASE GRATIS! A INTERNATIONAL PRESS

Registre su correo electrónico para suscribirse y reciba diariamente el Adelanto Informativo de Japón. Exclusivo para lectores registrados.


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio


Te recomendamos

Blogs de Japón
Anime y manga
JAPÓNICA
JAPÓNICA
Cine

PRODUCTOS

Novedades de Japón
Alimentos y Bebidas de Japón
Alimentos y Bebidas de Japón

Turismo en Japón

LECTOR

Deja tu comentario