Así funcionarían las ciudades japonesas en un estado de emergencia

Tokio en tiempos de coronavirus (Bloomberg)

Cómo funcionarían las ciudades japonesas en caso se aplicara la Ley de Medidas Especiales y se declarara un estado de emergencia para contener la expansión del coronavirus.

Una parte de la Ley la explicacó Yuriko Koike, la gobernadora de Tokio, en una conferencia ayer por la mañana que duró una hora sin quitarse en ningún momento la mascarilla.

NHK resumió las facultades que la Ley otorga al gobierno central y a los gobernadores y dejó claro que las solicitudes de autocontrol continuarían, los trenes funcionarían y las ciudades no se bloquearían, al menos no como usted se lo imagina.

QUÉ PERMITE LA LEY DE EMERGENCIA

  1. Solicitar a sus ciudadanos abstenerse de salir.
  2. Solicitar a algunas instalaciones y a los organizadores de eventos cancelar sus actividades.

Las solicitudes se realizarán teniendo en cuenta las políticas emitidas por el gobierno.

Además, dijo que continuarán operando los locales de ventas de primera necesidad como alimentos, medicinas, los bancos, la bolsa de valores y el sistema de limpieza que son necesarios para mantener los servicios a la sociedad y la economía.

También se abrirá una nueva central telefónica para atender las preguntas y preocupaciones de los residentes y de las empresas.

LA DECLARACIÓN DE EMERGENCIA

El estado de emergencia es declarado cuando se cumplen dos requisitos:

  1. Cuando la vida y la salud de los ciudadanos corren gran peligro.
  2. Cuando el peligro se propaga rápidamente a nivel nacional y hay un fuerte impacto en la vida cotidiana y la economía.

Además, es necesario seguir el procedimiento de consultar, primero a los expertos de enfermedades infecciosas del gobierno.

La declaración de emergencia la emite el Primer Ministro anunciando el período de tiempo y las áreas donde se tomarán las medidas.

CIERRE DE LA CIUDAD

Según el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar, el acto para cerrar una ciudad, llamado “lockdown”, no está escrito en ningún lado de la Ley de Medidas Especiales por lo que, aunque se quiera hacer algo parecido, primero debe ser declarada la emergencia por el gobierno central.

SALIDAS DE LA CASA

Sin embargo, aunque se emita una declaración de emergencia, la Ley no faculta a prohibir las salidas.

El articulo 45 de la La Ley de Medidas Especiales establece que “los gobernadores de las diferentes prefecturas pueden solicitar a los ciudadanos que no salgan de sus hogares o de alguna zona y que cooperen para que no se propague el virus”. En otras palabras, sólo pueden hacer la solicitud de autocontrol.

TRANSPORTE PÚBLICO

Con respecto al transporte, no hay una ley que estipule que el transporte público deba detenerse.

Los artículos 20 y 24 de la Ley de Medidas Especiales, establecen que el Primer Ministro y los gobernadores de las prefecturas pueden realizar coordinaciones con las empresas públicas y ferroviarias.

Esto no significa detener el transporte. Incluso si la infección se propaga, el personal de las instituciones públicas necesitan transportarse para ir a trabajar. En el último de los casos, se disminuiría la frecuencia, pero no se detendría los trenes.

Además, sobre las autopistas, no hay un reglamento para bloquear las carreteras.

Por otro lado, el artículo 33 de la Ley de Enfermedades Infecciosas dice que se puede cerrar un lugar para realizar una desinfección y así evitar que personas se reúnan. El cierre sería hasta por 72 horas y es con el objetivo de desinfectar, más no de detener el desplazamiento de las personas.

Esto quiere decir que si se declara el estado de emergencia, en este sentido no hay mucha diferencia con las solicitudes de autocontrol que se han pedido hasta ahora.

Con la actual ley especial no es posible bloquear las ciudades como sucede en el extranjero, ya que habría que implementar por separado las sanciones en caso de incumplimiento.

EVENTOS

En caso de los eventos, según el artículo 45, párrafo 2 de la Ley de Medidas Especiales, los gobernadores pueden, en primera instancia solicitar la no realización de un evento y si no hay respuesta positiva al pedido, enviar una orden.

Aunque no hay pena por este incumplimiento, se deben obedecer las órdenes. En caso de realizarse un evento, el gobernador anunciará públicamente los nombres de las compañías que han recibido dicha instrucción.

CIERRE DE ESCUELAS

De acuerdo al artículo 45, párrafo 2, los gobiernos locales pueden solicitar y ordenar el cierre de escuelas y la suspensión de clases.

El cierre de la escuela secundaria superior (Koko) son potestad de la prefectura porque pertenecen a su jurisdicción.

Lo mismo es para las escuelas de primaria y secundaria, tanto privadas como municipales aunque no haya sanciones.

TIENDAS Y LOCALES

El artículo 45, párrafo 2 de la Ley Especial dice además que se puede solicitar la suspensión de los lugares donde haya muchas personas reunidas según lo estipule el gobierno.

Sobretodo serían los cines, teatros, salas de exposiciones, grandes almacenes, hoteles, museos, supermercados, cabaret, barberías, academias etc.

Sin embargo, los supermercados que venden artículos de consumo diario como alimentos, medicamentos, productos de higiene etc, podrán seguir con sus labores. Sin embargo, no existe una disposición de obligatoriedad para las empresas privadas.

Con respecto a la compensación por pérdidas económicas, en caso de que una compañía suspenda sus actividades o se cancelen sus eventos, no hay ninguna disposición en la nueva ley que obligue al estado a compensarla, ya que no se les obliga por la fuerza al cierre o cancelación de sus actividades.

MASCARILLAS

Sobre las mascarillas y otros productos, si fuese necesario el gobierno puede solicitar la compra y si la respuesta no es positiva, el gobernador puede expropiar el producto, según el artículo 55 de la nueva ley.

Sin embargo, el gobierno ya compró mascarillas y han sido repartidas en Hokkaido y entre las instituciones médicas.

MEDIDAS DE FUERZA

En una declaración de estado de emergencia, los gobernadores de las prefecturas podrán utilizar terrenos y locales sin permiso de los propietarios para crear centros médicos en caso de necesidad.

También podrá ordenar el suministro de alimentos y medicamentos para su almacenamiento.

Para los que desobedezcan esta orden, oculten productos o se deshagan de ellos, la pena será prisión de hasta 6 meses o una multa de hasta 300 mil yenes. (International Press)


Suscríbase a International Press GRATIS!

Registre su correo electrónico y entérese primero de las últimas noticias de Japón.


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

PRODUCTOS

Productos de Japón
Productos de Japón
Productos de Japón

Turismo en Japón

LECTOR