¿Mujeres en el trono en Japón? Difícil en un gobierno conservador que defiende la “tradición”

Suscríbase a International Press GRATIS!

Registre su correo electrónico y entérese primero de las últimas noticias de Japón.

Abe y Naruhito durante la entronización del emperador (foto Kantei)

Cuando finalicen los eventos relacionados con la ascensión al trono del emperador Naruhito, el gobierno de Japón tiene previsto reanudar las discusiones sobre cómo garantizar una sucesión imperial estable.

Actualmente, solo tres miembros de la familia imperial japonesa están en la línea de sucesión al trono: el príncipe heredero Akishino (53 años, hermano menor del emperador), el príncipe Hisahito (13 años, hijo de Akishino), y el príncipe Hitachi (83, tío del emperador).

Es decir, mirando las cosas a largo plazo, el futuro imperial de Japón depende de un niño de 13 años. Si Hisahito no tiene un hijo varón, sería el fin del sistema imperial japonés. A menos que cambie la ley.

¿Qué cambios se podrían introducir? Por ejemplo, permitir que las mujeres o miembros varones de la familia imperial por línea materna asciendan al trono.

Es improbable que el gobierno de Japón apueste por este camino debido a la resistencia de los conservadores, según Mainichi Shimbun.

La facción conservadora del gobernante Partido Liberal Demócrata se opone a los cambios por ser contrarios a la tradición.

La ley imperial establece que el trono solo puede ser ocupado por un hombre que pertenece a la familia imperial por línea paterna.

La idea de modificar la ley no es nueva. En 2005, un panel de expertos creado por el gobierno del primer ministro Junichiro Koizumi propuso que las mujeres y los hombres de la familia imperial por la línea materna pudieran ascender al trono.

La propuesta causó el rechazo de los conservadores que alegaron que “podría destruir la tradición”.

Cuando el príncipe Hisahito nació en septiembre de 2006 (el primer varón de la familia imperial en nacer en 40 años), el gobierno del entonces primer ministro Shinzo Abe (en su primer mandato) archivó la propuesta.

Abe no parece haber cambiado de opinión. El 8 de octubre pasado, declaró que “consideraremos el asunto con cuidado y cautela teniendo en cuenta el peso de la tradición de mantener la sucesión por línea paterna desde la antigüedad”. (International Press)



Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

JAPÓNICA
JAPÓNICA
Coronavirus

Turismo en Japón

LECTOR