Peruanos reportan su situación por el desborde de ríos en Tochigi

En las localidades de Tochigi-shi, Ohira-machi y Sano-shi, en la prfectura de Tochigi, el desborde de los ríos Uzuma y Akiyama, a causa del tifón Nº19 o Hagibis, inundaron zonas residenciales, sembríos e infraestructura obligando a las Fuerzas de Autodefensa a realizar rescates en balsas y helicópteros.


Publicidad

El peruano Jorge Aguilar Franco, su esposa Miriam Kihara y otros nueve miembros de su familia, incluyendo sus hijos y nietos, lograron escapar del desborde del río Uzuma poco después de las 21.00 horas de ayer.

Escogieron como refugio la casa del hijo mayor que se encuentra en una zona alta de Tochigi.

“Regresé a 5 de la mañana y llegué a la casa con mucha dificultad. Fue terrible. El desborde había superado los dos canales que están detrás de mi casa e inundaron la totalidad del primer piso hasta un altura de 70 cm”, narró a International Press Aguilar Franco (71), que radica en Japón desde hace 20 años.

La corriente arrancó los cercos de la casa, destruyó el taller de Delicias.K, donde su esposa trabaja preparando kekes y dulces, se llevó las bicicletas de sus nietos, una motocicleta, equipos y un contenedor que acabó a 60 metros de la vivienda.

Cuando el agua discurrió a media mañana, una capa de barro “que parecía mantequilla” cubrió el interior de la casa y montañas de lodo se formaron al frente y detrás de la vivienda.

“Lo grato fue la ayuda de los japoneses. Llegó mi nieto con sus compañeros de colegio, los vecinos, el dueño de la casa y recibí llamadas de aliento de amigos que también se ofrecieron para ayudar en la limpieza”, contó.

“Hay que agradecer a Dios. Si nos quedábamos otro hubiese sido el cantar”, expresó Aguilar Franco.

PERUANOS EN OHIRA MACHI Y SANO

Otro peruano, Luis Kague, que vive en un edificio de Ohira machi, también en Tochigi, contó que el agua del río Uzuma rodeó su vivienda, pero que no la inundó porque está construida en un terreno alto.

“En la madrugada quise llegar a mi casa, pero fue imposible. El agua llegaba a la cintura y las vías eran inaccesibles. El agua del río entró por un gran parque a 800 metros de mi casa, junto a la fábrica Hitachi”, contó el peruano.

Kague dijo estar seguro de que en las casas que resultaron inundadas por el Uzunagawa residían ciudadanos bolivianos y filipinos.

Amparo Rivera, también residente en Ohira-machi, informó que la salida del río Nagano llegó hasta a 200 metros de su vivienda. El agua ha inundado la estación de tren de la ciudad, comercios, sembríos y viviendas.

“En 12 años que vivo aquí no he visto nada igual”, señaló. Rivera hizo un recorrido por su ciudad y publicó varios vídeos que muestran los efectos del desborde del río.

Según residentes peruanos de la zona, la población ribereña del Akiyama recibió el aviso del desborde alrededor de las 21.30 horas.

“Varias personas, entre ellos peruanos, fueron sacados de sus viviendas por la policía y los bomberos, cuando se dio la orden de evacuación y fueron llevados a un refugio donde estuvieron hasta las 6 de esta mañana”, dijo Myluska Revolledo, que vive a pocas cuadras del río.

EL TOKIO SE SALIÓ EL RÍO TAMA

En Tokio, las aguas del río Tama también rebasaron su límite y las plantas bajas de algunos edificios, incluido un hospital, se inundaron. Un equipo del cuerpo local de bomberos está tratando de comprobar si todo el mundo se refugió con éxito y hasta este mañana se había hallado a un varón muerto, detalló NHK.

UN CARGUERO DE BANDERA PANAMEÑA EN PROBLEMAS

También en la capital, nueve de los 12 tripulantes de un carguero con bandera panameña están desaparecidos después de que la inclemencia de Hagibis hundiera el navío anclado en la bahía.

Según la guardia costera, la tripulación estaba formada por tres tripulantes de Myanmar, siete de China y dos de Vietnam. Tres fueron rescatados de madrugada, informó la agencia de noticias Kyodo.

Las compañías propietarias de algunas presas autorizaron la liberación de agua como medida de emergencia para evitar que reventaran, lo que algunos casos habría aumentado todavía más el caudal de ríos ya desbordados.

La Agencia Meteorológica de Japón (JMA) instó a la población a mantenerse alerta pese al paso del tifón por el riesgo de inundación y deslizamientos y desprendimientos de tierra a causa del reblandecimiento del terreno por las lluvias pasadas.

Se ha informado del derrumbe de laderas sobre algunas viviendas en zonas rurales, que han dejado varias víctimas y desaparecidos.

CASAS DESTRUÍDAS EN CHIBA

En la localidad de Ichihara, en Chiba (al este de Tokio), un tornado destruyó 12 casas y dañó más de 70. También provocó el vuelco del vehículo de un hombre de unos 50 años que falleció.

Al menos diez personas han muerto y 13 están desaparecidas tras el paso por el centro y este de Japón del potente tifón Hagibis, cuyas lluvias torrenciales provocaron el desbordamiento de numerosos ríos en áreas residenciales del país. (Agencias / International Press)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario