Critican que selección de béisbol de Japón viaje a Corea del Sur ocultando que son japoneses


Publicidad

 El 28 de agosto, la selección de béisbol sub-18 de Japón partió desde el Aeropuerto de Narita hacia Corea del Sur para competir en el Copa Mundial de Béisbol Sub-18.

En una medida sin precedentes, los adolescentes viajaron con camisetas blancas que no tenían la bandera japonesa o la palabra “Japón” estampadas en ellas. Es decir, no había nada que los identificara como representantes de una selección japonesa.

La medida fue tomada por motivos de seguridad, revela Asahi Shimbun.

Japón y Corea del Sur están envueltos en disputas comerciales y políticas que están alimentando sentimientos antijaponeses en Corea del Sur, manifestados en boicots a productos de marca japonesa e incluso agresiones, como la que sufrió una turista en Seúl.

Masahiko Takenaka, secretario general de la Federación de Béisbol de Koko de Japón, dijo que aunque “el deporte y la política son diferentes, debemos ser lo más cautelosos posible”.

Takenaka aconsejó a los miembros del equipo que permanezcan en grupos mientras están en Corea del Sur.

La decisión sobre la ropa ha sido criticada por personas como Masayuki Tamaki, analista de cultura deportiva, quien la consideró “ridícula”.

Tamaki subrayó que el deporte puede promover la paz y mejorar las relaciones entre dos países. Con la decisión de que los beisbolistas oculten que son japoneses se pierde la oportunidad de utilizar el deporte como vehículo de paz y acercamiento.

En la otra orilla, Kan Kimura, profesor especializado en Corea, dijo que la medida puede justificarse por motivos de seguridad, y contó que en Seúl hay un movimiento para que la bandera de Japón no sea exhibida con las otras banderas nacionales.

Si bien los jugadores viajaron sin prendas que los identificaran como japoneses, durante los partidos en Corea sí llevarán uniformes con la bandera y el nombre de su país. (International Press)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario