Tokio 2020 y el fuerte calor: habrá más ambulancias para atender a extranjeros



En el verano pasado, 8.295 personas -una cifra récord- afectadas por el fuerte calor fueron llevadas a hospitales en ambulancias en el área metropolitana de Tokio.

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se realizarán entre el 24 de julio y el 9 de agosto, mientras que los Paralímpicos se desarrollarán del 25 de agosto al 6 de septiembre, en plena estación veraniega.


Publicidad

El comité organizador de Tokio 2020 y el gobierno de la capital nipona están desplegando esfuerzos para mitigar los efectos perniciosos del intenso calor. Sin embargo, por más medidas de precaución que se adopten, inevitablemente habrá gente afectada por golpes de calor que deberá ser trasladada a hospitales.

Por ello, el departamento de bomberos de Tokio está preparando ambulancias adicionales y apoyo multilingüe para deportistas y espectadores, revela Kyodo.

El cuerpo de bomberos de Tokio tiene alrededor de 260 ambulancias. Por lo general, una flota queda fuera de servicio después de seis años, y las ambulancias más antiguas se mantienen en reserva durante algún tiempo antes de ser definitivamente desechadas.

Para los Juegos, ante el previsible aumento de visitantes, el departamento de bomberos prevé mantener por un tiempo más ambulancias que en circunstancias normales eliminaría para contar con más vehículos de emergencia.

Además, planea elevar el número de rescatistas disponibles durante Tokio 2020.

Año a año Japón bate récord de turistas extranjeros. Si en 2013 1.338 extranjeros fueron transportados en ambulancias en Tokio, en 2017 la cifra escaló a 2.268.

El idioma es clave para atender al creciente número de visitantes extranjeros. El departamento de bomberos ahora puede responder a llamadas de emergencia en cinco idiomas extranjeros: inglés, chino, coreano, portugués y español.

Hoy, más de 35 escuadrones de rescate incluyen miembros que hablan inglés. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario