Aprueban ley que por primera vez obliga al gobierno de Japón a enseñar el idioma a los extranjeros


Primer ministro, Shinzo Abe.

Japón dio hoy un paso importante con la aprobación, por parte de la Dieta, de un proyecto de ley que estipula por primera vez la responsabilidad de los gobiernos central y municipales de promover la enseñanza de japonés a los residentes extranjeros, informó Kyodo.


Publicidad

De acuerdo con la ley, el gobierno de Japón es responsable de implementar medidas integrales (legales y fiscales, entre otras) para garantizar que los residentes extranjeros de diversos estatus (desde estudiantes hasta refugiados) reciban enseñanza de japonés “de acuerdo con sus deseos y circunstancias”.

La ley exige también mejorar la calidad de la educación en las instituciones educativas (que varían mucho entre ellas) y los salarios de los profesores, y solicita a los empleadores de los extranjeros que instruyan en el idioma a ellos y sus familias.

Para asegurar la calidad de la enseñanza, la ley establece que los profesores de idioma deben ser capacitados y la creación de sistemas de evaluación para medir sus competencias para enseñar, así como las de sus estudiantes.

Si bien los municipios japoneses con una elevada población extranjera llevan tiempo desplegando esfuerzos para enseñar el idioma, ha faltado apoyo del gobierno central.

También hay esfuerzos privados de organizaciones que apoyan a los extranjeros en el aprendizaje del idioma ante la ausencia de una política estatal integral, y que han recibido con beneplácito la ley.

Yuko Kitagawa, representante de un grupo que enseña japonés a ciudadanos extranjeros en la ciudad de Noshiro, prefectura de Akita, durante más de 20 años, expresó a Kyodo su satisfacción por el establecimiento de la responsabilidad de los gobiernos central y locales.

Sin embargo, enfatizó que crear una ley no es suficiente, pues se requiere que las autoridades trabajen seriamente en el tema. Lo dice por experiencia propia, pues ha trabajado con gobiernos locales en los cuales no ha habido continuidad de una gestión a otra en los esfuerzos por integrar a los extranjeros.

El número de residentes extranjeros en Japón era de 2,73 millones a fines de 2018, un 6,6 % más que el año anterior, según el Ministerio de Justicia.

En abril entró en vigor un nuevo programa de visado del que, según cálculos del gobierno central, se esperan hasta 345.000 trabajadores extranjeros en 14 sectores que sufren una escasez de mano de obra en los próximos cinco años. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario