Lawson inicia programa de descuentos para reducir desperdicio de alimentos

lawson.co.jp


Publicidad

Si resides en Okinawa o Ehime puedes beneficiarte de un programa de descuentos que la cadena de tiendas de conveniencia Lawson está ofreciendo -a manera de prueba- para reducir el desperdicio de alimentos.

Los beneficios incluyen productos como el bento o el onigiri.

Asahi Shimbun explica que si compras artículos de 7 a 13 horas antes de su fecha de vencimiento recibes puntos de recompensa. Para ello, debes tener las tarjetas “Ponta” o “d point” y hacer las compras después de las 4 p. m.

Los productos tienen un sello que dice “Another Choice” (“Otra opción”).

Lawson otorga puntos de recompensa equivalentes a cinco yenes por cada 100 yenes (0,92 dólares) que gastes.

El 5 % de las ventas de los artículos seleccionados se donará a organizaciones benéficas que apoyan a los niños.

Si el programa, que culmina el 31 de agosto, tiene éxito se expandirá al resto del país.

Seven-Eleven Japan, otra importante cadena de tiendas de conveniencia en Japón, ofrecerá beneficios similares en sus 20.000 establecimientos en todo el país desde el otoño.

Alrededor de 500 productos, de cuatro a cinco horas antes de que expiren, serán elegibles. Los usuarios que posean la tarjeta “nanaco” recibirán puntos de recompensa de aproximadamente el 5 %.

Se estima que las ventas de bento y onigiri aumentarán entre un 15 y un 20 %, reduciendo la pérdida de alimentos de esos productos a aproximadamente un tercio.

Incentivar a la gente a adquirir artículos poco antes de que expiren evitará que estos se queden en los anaqueles y tengan que botarse cuando excedan su plazo de vencimiento. Los clientes suelen comprar productos cuya fecha de expiración sea lo más lejana posible.

La iniciativa crea un escenario en el que todos ganan: los usuarios, con los descuentos; las tiendas, con el aumento de las ventas; y la sociedad en general, con la disminución de los desperdicios de alimentos.

Sin embargo, no todos le auguran éxito a la iniciativa.

El propietario de una tienda de Seven-Eleven en Tokio declara a Asahi que considerando que los supermercados suelen ofrecer descuentos en productos alimenticios de alrededor del 50 %, uno de 5 % no tiene sentido.

A su juicio, Seven-Eleven Japan debe permitir que cada propietario decida por su cuenta el monto del descuento, en vez de que sea una imposición desde arriba.

Si bien en 2009 la Comisión de Comercio Justo de Japón ordenó a Seven-Eleven Japan desistir de su práctica de limitar la libertad de sus franquiciados para ofrecer descuentos, las cadenas tienen una política de precios fijos.

En Japón, se desperdician 6,4 millones de toneladas de alimentos al año. Casi el 60 % proviene de tiendas de conveniencia, supermercados y fabricantes de alimentos, y el 40 % de las casas particulares. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario