Trabajar en Japón hasta los 70 años: a favor y en contra

El plan del gobierno de Japón para que las personas puedan trabajar hasta los 70 años ha despertado reacciones encontradas.


Publicidad

Muchos se sienten capaces y quieren seguir trabajando después de cumplir 65 años, la edad de jubilación. La experiencia de los trabajadores de avanzada edad, acumulada durante muchos años, es considerada como un capital valioso, destaca Mainichi Shimbun.

Techno Steel Daishin, una compañía con sede en la prefectura de Tochigi, valora a su personal de la tercera edad. En 2015, extendió la edad de jubilación de 65 a 70 años. Y aquellos que deseen seguir trabajando después de los 70 pueden hacerlo.

La empresa marcha sobre ruedas. Por ejemplo, ha recibido muchos pedidos de marcos de acero para la construcción del nuevo Estadio Nacional de Tokio, sede principal de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020.

Uno de sus empleados, un hombre de 67 años llamado Koichi Gunji, vuelca su experiencia enseñando a los jóvenes cómo hacer mejor su trabajo.

Gunji quiere continuar trabajando mientras pueda. “Me encanta este trabajo. Tengo suerte de trabajar aquí porque en la práctica no hay edad de jubilación”, dice.

Techno Steel Daishin cuenta con más de cien trabajadores. Once de ellos tienen 65 años o más. Seis son septuagenarios. El mayor de todos tiene 78. Estos trabajadores, experimentados y altamente calificados, tienen la responsabilidad de administrar el proceso de fabricación e instruir a los empleados jóvenes en las cinco fábricas que la compañía posee.

La empresa otorga aumentos salariales anuales a sus empleados hasta que cumplen 60 años.

Gracias a las ventajas que ofrece a los trabajadores de avanzada edad, Techno Steel Daishin atrae a muchos jóvenes, que pueden encontrar estabilidad y diseñar un plan para el futuro en la empresa.

Ahora bien, así como hay gente como Koichi Gunji que ama su trabajo y quiere seguir hasta donde el cuerpo le dé, otros piensan lo contrario. Trabajar hasta los 70 años no es una meta deseable.

Un hombre de 53 años que trabaja en la industria de servicios declara a Mainichi: “He trabajado sin tomar suficientes vacaciones. Quiero jubilarme y comenzar a recibir los beneficios de la jubilación lo antes posible”.

En la misma línea, un hombre de 50 años que ha dedicado su vida solo al trabajo dice: “Quiero disfrutar plenamente de mi tiempo libre después de la jubilación”.

Sin embargo, eso tendrá que esperar. “No tengo más remedio que seguir trabajando para vivir”, dice resignado. (International Press)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario