Fiscal francés: hay suficiente evidencia para llevar a juicio a chileno, único sospechoso de asesinato de estudiante japonesa



Publicidad

En diciembre de 2016, Narumi Kurosaki, una estudiante japonesa de 21 años, desapareció en la ciudad francesa de Besancon después de cenar con su exnovio, el chileno Nicolás Zepeda.

El cuerpo de la joven japonesa no ha aparecido, pero las autoridades francesas están convencidas de que Zepeda la asesinó en un arranque de celos.

El fiscal encargado del caso, Etienne Manteaux, aseguró que el chileno será juzgado por el asesinato de Narumi, en declaraciones recogidas por AFP.

Francia solicitará formalmente la extradición de Zepeda ante las autoridades chilenas en otoño, añadió.

El fiscal subrayó que sea extraditado o no, de todas maneras habrá un juicio en Francia.

Este mes, Manteaux viajó a Chile con un juez y dos policías franceses para interrogar a Zepeda.

Un magistrado chileno, en presencia de las autoridades francesas, realizó el interrogatorio al sospechoso. Este, según Manteaux, guardó silencio, pero fue “evidentemente sacudido por las 95 preguntas”.

Manteaux sostuvo que mostraron en Chile suficientes evidencias para llevar a Zepeda a un tribunal por el asesinato de su exnovia.

El chileno es el único sospechoso del caso. El hombre retornó a su país poco después de la desaparición de la japonesa, antes de que Francia pudiera emitir una orden de arresto.

Zepeda, que se ha declarado inocente, camina con libertad en su país. Las autoridades chilenas no lo han arrestado ni presentado cargos contra él. Cuando Francia solicitó su detención y extradición, se negaron alegando que no había suficientes evidencias para hacerlo.

¿En qué circunstancias desapareció Narumi? ¿Por qué su exnovio es sospechoso?

Narumi fue vista por última vez en la noche del 4 de diciembre de 2016, cenando con Zepeda en un restaurante a corta distancia en coche de Besancon.

Tras comer, la japonesa y el chileno fueron a la habitación de ella en la residencia universitaria donde se alojaba. Según Zepeda, tuvieron relaciones sexuales consensuadas.

Alrededor de las 3:30 de la madrugada, estudiantes escucharon ruidos de lucha y fuertes gritos procedentes de la habitación de la japonesa.

Nunca más se supo de Narumi. En su habitación no se hallaron rastros de sangre. El fiscal cree que Zepeda la habría estrangulado.

Días antes de la desaparición, Zepeda compró cinco litros de un líquido inflamable y fósforos en un supermercado, y cuando devolvió el coche que había alquilado, este estaba cubierto de barro.

Además, cuando la japonesa inició una nueva relación sentimental, el chileno publicó unos videos en línea en los cuales la amenazaba.

Narumi, cuyos amigos la recuerdan como una chica sonriente y dulce, se mudó a Besancon en septiembre de 2016 para estudiar francés.

La japonesa y el chileno se conocieron en Japón, donde poco después se hicieron pareja. Más adelante rompieron. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario