Popularidad de K-pop en Japón: cada vez más jóvenes toman clases para actuar en Corea

Escuela de Música de Osaka (osm.ac.jp)

 


Publicidad

Japón no es inmune a la creciente popularidad global del K-pop. Algunos fans no se limitan a consumir la música surcoreana. Quieren llegar más lejos y aspiran a ser como sus ídolos.

Cada vez más jóvenes en Japón toman clases de canto y baile en su ambición por emular a los artistas surcoreanos, revela Yomiuri Shimbun.

En abril pasado, la Escuela de Música de Osaka creó un curso especial de K-pop.

“Sean más sexis”, pide un profesor a sus estudiantes durante una clase mientras da indicaciones. Una alumna de 16 años, Mizuki Sasai, dice: “Lo que me atrae del K-pop es la perfecta sincronización del baile y las habilidades para cantar. Mi objetivo es ir a Corea del Sur después de graduarme”.

La meta de actuar en Corea del Sur no es solo de Mizuki, sino de todos. Incluso hay compañías productoras surcoreanas que se han contactado con la Escuela de Música de Osaka.

El curso incluye lecciones de idioma coreano. Tres escuelas afiliadas en Osaka, Tokio y Fukuoka ofrecen clases.

Por su parte, el Centro Cultural Coreano de Osaka realizó su primer curso de K-pop en julio del año pasado. Las solicitudes para las cuatro clases sobre canto y baile, entre otras materias, superaron el límite de 20 participantes cada una.

En Japón, los grupos surcoreanos BTS y Twice llegaron al top 10 en el ranking de álbumes del año de Oricon en 2018.

La popularidad del K-pop ha llegado hasta Estados Unidos, donde el año pasado un álbum de la banda BTS escaló al primer lugar en el ranking Billboard, un logro que nunca antes había alcanzado un artista surcoreano.

La difusión del K-pop tiene un gran aliado en el gobierno de Corea del Sur, que a través de sus centros culturales en todo el mundo ofrece cursos de este género musical en 25 países, entre ellos Estados Unidos, China y Francia.

Además, hay concursos internacionales en los cuales los participantes imitan la coreografía de los principales artistas de K-pop.

En junio del año pasado, una competencia mundial de baile de K-pop en Seúl atrajo a 3.100 equipos de 65 países. Ganó un equipo de Osaka.

El auge del K-pop es positivo para suavizar las ásperas relaciones entre Japón y Corea del Sur (por razones políticas). En este difícil contexto, el intercambio cultural entre ambos países que impulsa el K-pop se hace aún más importante, destaca Kim Sung-min, profesor de la Universidad de Hokkaido.

“El boom del K-pop está en un lugar separado del ámbito político. Si bien las relaciones entre los dos países se están deteriorando, esto (el K-pop) puede convertirse en una herramienta para continuar la interacción”, dice.

Ahora bien, la popularidad de la cultura pop surcoreana no es reciente en Japón. A principios de la década de 2000, la telenovela “Sonata de invierno” fue un gran éxito, sobre todo entre las amas de casa japonesas. La diferencia con el K-pop, apunta Yomiuri, es que su popularidad descansa en los jóvenes. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario