Gobierno de Japón advierte: no despidan a las aprendices extranjeras embarazadas

Ministerio de Justicia de Japón (foto moogry.com)

 


Publicidad

En noviembre pasado, una aprendiz vietnamita que llegó a Japón para trabajar en una fábrica de papel y se enteró de que estaba embarazada recibió un ultimátum de un supervisor del centro de adiestramiento donde estaba siendo capacitada, previo a su ingreso a la fábrica: si no abortaba, tenía que volver a Vietnam.

En enero, una aprendiz china fue arrestada por haber abandonado a su bebé recién nacido en un área residencial cerca de Tokio. La joven temía que sus empleadores en una planta de procesamiento de alimentos la despidieran y obligaran a regresar a China.

Para que no se repitan casos como los reseñados y proteger los derechos de las aprendices, el gobierno de Japón emitió una advertencia a las compañías que las emplean para que no las despidan si están embarazadas, informó Kyodo.

El gobierno aclaró que una organización que trata a una mujer de manera injusta por matrimonio, embarazo o parto está violando la ley de igualdad de género.

El Ministerio de Justicia ha recibido informes de mujeres embarazadas que han sido amenazadas con el despido.

La organización sindical Zentouitsu, que apoya a los trabajadores extranjeros, dijo que las aprendices creen que tienen prohibido quedar embarazadas y que la ausencia de preparación en la creación del sistema de capacitación técnica “es la razón de los abortos forzosos y los retornos (de las aprendices a sus países de origen)”.

Los casos cubiertos por los medios “son solo la punta del iceberg”, advirtió.

Mientras tanto, el abogado Shoichi Ibusuki, especalizado en la asistencia a trabajadores extranjeros, declaró a Kyodo que el hecho de que el gobierno deba advertir de la ilegalidad del maltrato a las aprendices embarazadas evidencia cuán grave es el problema.

“Aquellos que despiden u obligan a las aprendices a regresar a sus países debido a su embarazo deben pensar que ellas son simplemente mano de obra barata o esclavas útiles. Si no pueden tratarlas como humanas, no tienen por qué aceptarlas (como trabajadoras)”, remarcó. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario