Cuando las apariencias engañan: recuerdan al padre de Mia Kurihara como una persona “amable”

Yuichiro Kurihara, el padre de la niña.

Las apariencias engañan y eso se hace patente en el caso de Yuichiro Kurihara, el hombre arrestado por la muerte de su hija Mia (10).


Publicidad

Mainichi Shimbun cuenta algunos detalles de la biografía del abusador y de cómo lo recuerda la gente que lo conocía en el trabajo y su barrio.

Yuichiro nació y se crio en la ciudad de Noda, prefectura de Chiba, la misma donde vivía antes de ser encerrado y fue encontrada muerta Mia. El hombre de 41 años estudió en la misma escuela de primaria a la que asistía su hija.

El hombre se casó con la madre de Mia, Nagisa, en la prefectura de Okinawa, donde vivió alrededor de diez años.

La pareja se divorció, pero se volvió a casar antes de que naciera su segunda hija, que ahora tiene un año.

Los Kurihara se mudaron de Okinawa a Noda en agosto de 2017. En abril de 2018, Yuichiro fue contratado en la oficina de Tokio de una fundación de promoción turística en Okinawa. Trabajaba en la planificación y gestión de eventos.

Su jefe tiene un buen recuerdo de él: “Era cortés y muy honesto. Tenía una buena reputación entre los clientes, y algunos de ellos se esforzaban por decirnos que estaban contentos con él”.

Por su parte, un vecino dijo que Yuichiro “se veía serio y amable”. “Nos devolvía los saludos. Veía a la familia salir en coche y parecían una familia muy unida”.

Una imagen que no se correspondía con la realidad. Kurihara golpeaba a su hija ante la pasividad de la madre, quien a su vez fue víctima de la violencia de su esposo cuando vivían en Okinawa. (International Press)


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario