Japón recuerda a Taro y Jiro, los perros que sobrevivieron en la Antártida

Taro y Jiro, llegaron con la primera expedición japonesa a la Antártida en 1957.

Japón no solo rinde tributo a Hachiko, el leal perro que tiene su estatua en la estación de Shibuya en Tokio. Cada 14 de enero (como hoy) el país conmemora el Día de Taro y Jiro「タロとジロの日 Taro to Jiro no Hi」, dos perros que son el símbolo de la resistencia y la lucha por la vida.


Publicidad

En 1959 Taro y Jiro, que hacían parte de los quince perros que fueron llevados junto con la primera expedición japonesa que fundó la base Showa en la Antártida, fueron rescatados con vida tras casi un año viviendo solos en ese gélido continente.

Todo empezó dos años antes. En 1957, la primera expedición llegó al Polo Sur para construir un centro de investigación sobre astronomía, meteorología, biología y ciencias. Once meses después, el grupo de reemplazo jamás llegó debido a una gran tormenta de la cual fueron rescatados.

 

Puerto de Nagoya en Aichi. Una de las tantas estatuas de Taro y Jiro en Japón.

 

La primera expedición tuvo que ser evacuada de emergencia en helicópteros, pero los 15 perros de raza Husky de Sajalín fueron abandonados allí por falta de espacio en el transporte.

Este acto fue duramente criticado por la sociedad japonesa que además lamentó la crueldad de haberlos dejado encadenados, sujetos a las inclemencias del clima y sin capacidad para buscar su propio alimento.

Un año después, el 14 de enero de 1959 se encontraron los restos de 7 perros (Goro, Pesu, Moku, Aka, Kuro, Pochi y Kuma) que murieron de hambre y frío en el mismo sitio donde los dejaron atados. Otros 6 perros (Riki, Anko, Shiro, Jakku, Deri y Kuma-furendo) desaparecieron sin dejar rastro.

Sobrevivieron 2 perros Taro y Jiro, que, según contaron los rescatistas, aprendieron a cazar pingüinos para saciar su hambre.

En 1961 Taro fue regresado a su tierra natal, en Hokkaido, y murió en 1970 a la edad de 14 años y 7 meses. Jiro dejó de existir en la base Showa en 1960 de una enfermedad cuando tenía 5 años. En 1968, se encontraron los restos de Riki en las inmediaciones de la base.

 

Los Perros de la Antártida. Estatuas que estaban bajo la Torre de Tokio. Fueron reubicadas.

 

Los cuerpos de Taro y Jiro fuero disecados y se encuentran en la Universidad de Hokkaido y en el Museo Nacional de Ciencia de Japón (Ueno).

En 1983 se estrenó la película “Rescate en la Antártida” y en el 2006 Walt Disney Picture lanzó “Bajo Cero” ambas inspiradas en esta historia.

En Japón existen muchos monumentos en homenaje a los “Perros de la Antártida”. Uno de los más famosos se encontraba al pie de la Torre de Tokio hasta el 2013, pero ha sido reubicado en el Instituto Nacional de Investigación Polar de Tachikawa en Tokio.

Al Día de Taro y Jiro también se le conoce como 「愛と希望と勇気の日 Día del amor, esperanza y fuerza de voluntad」(International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario