En EEUU retiran placas por uso de palabra despectiva contra los japoneses


Foto Keith Kawamoto

Durante y después de la II Guerra Mundial, en Estados Unidos se utilizaba la palabra “jap” para referirse de manera despectiva a un japonés.


Publicidad

A más de 70 años del fin de la guerra, el término continúa generando rechazo.

El estado de Kansas decidió cancelar la emisión de placas de coche que contienen las letras “JAP” después de que un hombre que reside en California presentó una queja, reveló Kyodo.

Los propietarios de vehículos con dicha matrículas pueden cambiarlas sin costo alguno. Hasta el momento, se han retirado 731 placas con las letras “JAP” en Kansas.

Las autoridades del estado dijeron que toman con mucha seriedad quejas como la recibida.

En 2017, Keith Kawamoto, un hombre de 70 años que reside en Los Ángeles, fotografió un automóvil de Kansas con la placa “442 JAP”.

Kawamoto se quejó ante las autoridades de Kansas, que ofrecieron disculpas.

David Inoue, director ejecutivo de la Liga de Ciudadanos Japoneses Americanos, expresó su satisfacción por la decisión de Kansas de que “las ofensas raciales no aparezcan en sus placas”.

La Liga, dijo Inoue, investigará si otros estados de EEUU emiten matrículas con las letras “JAP”. “Todavía hay mucho trabajo por hacer para eliminar el uso de insultos de nuestro lenguaje”, manifestó.

Ann Burroughs, presidenta y directora general del Museo Nacional Japonés Americano en Los Ángeles, recibió con beneplácito la noticia: “Es reconfortante saber que los funcionarios en Kansas tomaron una queja con seriedad y actuaron para rectificar una situación desafortunada”.

“El lenguaje ofensivo tiene el poder de infligir dolor incluso cuando no es intencional”, añadió en declaraciones a Kyodo.

California erradicó las matrículas con las letras “JAP” en 1997 después de que un nikkei estadounidense demandó a una pareja que se negó a cambiar su número de placa personalizado que contenía las iniciales de la esposa, “JAP”. (International Press)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario