Piden pena de muerte para hombre acusado de asesinar a 2 menores en Japón


Natsumi Hirata y Ryoto Hoshino.

Sus muertes conmocionaron a la sociedad japonesa en 2015. Dos estudiantes de una escuela de secundaria en la prefectura de Osaka, Natsumi Hirata (una niña de 13 años) y Ryoto Hoshino (un niño de 12), fueron asesinados poco después de desaparecer.


Publicidad

Koji Yamada, un hombre de 48 años, fue arrestado por los crímenes y actualmente está siendo enjuiciado en el Tribunal de Distrito de Osaka.

Los fiscales han solicitado la pena de muerte para el hombre, informó Kyodo.

La acusación sostiene que Yamada asfixió a las víctimas con evidente intención de quitarles la vida.

Los moretones encontrados en el cuello de Natsumi y otras heridas en su cuerpo prueban el alcance de los “actos crueles y violentos” del sujeto.

Yamada sostiene que no tenía la intención de matar a la niña y que el niño murió luego de sufrir un problema de salud.

Los fiscales descartan que Ryoto muriera por problemas de salud, pues las imágenes de una cámara de seguridad lo grabaron caminado en la calle poco antes de su muerte.

La pena capital es inevitable, según la parte acusadora, pues Yamada “no mostró ningún respeto por la vida” al matar a los dos menores en un día.

Dos abogados que representan a las familias de las víctimas también exigen la pena de muerte. Para ellos, Yamada no ha mostrado remordimientos.

Los abogados del hombre dicen que su defendido estuvo involucrado en la muerte de Natsumi, pero que debería ser acusado de infligir heridas causantes de muerte y no de asesinato.

Con respecto a Ryoto, afirman que debería ser acusado de no ofrecerle la atención necesaria, pues insisten en que murió por un problema de salud.

De acuerdo con la acusación, Yamada conoció a los dos menores en una tienda en Osaka en la mañana del 13 de agosto de 2015 y logró que subieran a su coche. Después los llevó hacia otra ciudad en la misma prefectura.

El cuerpo de la niña fue encontrado en un estacionamiento poco después de su desaparición. Una semana más tarde se halló el cuerpo del niño en un área montañosa. Ambos estaban atados con cinta adhesiva.

Los menores estudiaban en la misma escuela y desaparecieron después de pasar varias juntos en una galería comercial. (International Press)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario