41 años después de secuestro, madre pide a gobierno de Japón entender su indignación

Sakie y Megumi Yokota.

El 15 de noviembre de 1977, Megumi Yokota, una niña de 13 años, regresaba a su casa desde la escuela en la prefectura de Niigata cuando fue secuestrada por Corea del Norte.


Publicidad

41 años después, los padres de Megumi no han podido volver a ver a su hija.

En declaraciones recogidas por la NHK, Sakie Yokota (82), su madre, dice que no puede imaginar lo que es ser arrojada a la oscuridad sin ningún conocimiento, verse obligada a vivir acorde con un sistema como el norcoreano, y con el miedo de ser asesinada en cualquier momento.

La mujer afirma que le horroriza pensar en el giro de los acontecimientos en la vida de Megumi.

Sin embargo, espera que su hija tenga buena salud.

El esposo de Sakie, Shigeru está hospitalizado. El miércoles cumplió 86 años.

Shigeru siempre está sonriendo en la cama, diciendo que luchará hasta que Megumi regrese, dice Sakie.

No obstante, Sakie hace hincapié en que los días de los padres de los japoneses secuestrados por Corea del Norte están contados debido a su avanzada edad, y que pronto deberán reunirse con sus hijos.

Por otro lado, en una conferencia de prensa cubierta por Jiji Press, Sakie instó al gobierno de Japón a comprender la indignación de los padres de los secuestrados por Corea del Norte.

La anciana dijo que quiere que el gobierno “acepte más seriamente la indignación de los padres”.

Asimismo, declaró sentirse mortificada por todos los años en los cuales los casos han estado sin resolver.

Sakie manifestó que apenas puede imaginar que su hija haya cumplido 54 años. “Pero de todos modos quiero que se cuide y se mantenga saludable”.

Las esperanzas de arribar a una solución crecieron con el acercamiento de Estados Unidos y Corea del Norte, pero desde entonces no ha habido avances concretos. Solo hay incertidumbre. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario