Trabajadores extranjeros, un “rayo de esperanza” para la industria de restaurantes en Japón


Publicidad

La cadena de tiendas de conveniencia Lawson opera cuatro centros de capacitación en Corea del Sur y Vietnam. En ellos se entrenan estudiantes que tienen planeado viajar a Japón.

Lawson los prepara para trabajar en sus locales en Japón.

Las instalaciones replican todas las características de una tienda de Lawson, desde las cajas registradoras hasta las estanterías de productos. Los estudiantes surcoreanos y vietnamitas aprenden a manejar las cajas, atender al cliente, gestionar el stock, etc.

Uno de ellos es un estudiante surcoreano de 19 años que arribó a Japón en abril de este año. Estudia en una escuela de idioma japonés y trabaja en una tienda de Lawson en Shinjuku. Por ley, solo puede trabajar 28 horas a la semana.

“Es bastante difícil, pero estoy aprendiendo mucho en este trabajo de medio tiempo”, declara el estudiante a Manichi Shimbun. El joven aspira a graduarse de una universidad japonesa y encontrar un trabajo en una empresa japonesa.

Las tiendas de conveniencia se están expandiendo en Japón (en número de servicios y tiendas) y para ello necesitan nuevos trabajadores. Ante la escasez de empleados en el país, buscan extranjeros.

Actualmente, hay más de 50.000 extranjeros en total trabajando en las tres principales cadenas de konbini en Japón, la mayoría de ellos estudiantes.

Las cadenas de tiendas de conveniencia están presionando al gobierno de Japón para que incluya a su industria en las nuevas categorías de visado que ahora se debaten en la Dieta, según Mainichi.

Por otro lado, la asociación de restaurantes de Japón espera reclutar trabajadores extranjeros de alto nivel en vez de empleados a tiempo parcial. De alto nivel porque cocinar requiere una habilidad especializada.

La industria de restaurantes también aspira a beneficiarse de la ampliación del número de trabajadores extranjeros desde abril de 2019 (si todo marcha como el gobierno de Japón prevé).

Actualmente, hay de tres a cuatro puestos de trabajo disponibles para cocineros y meseros en restaurantes por cada solicitante.

La compañía Zensho Holdings tiene unos 40.000 empleados en los casi 2.000 restaurantes Sukiya que opera en todo Japón. Alrededor del 10 % de su fuerza laboral son extranjeros.

Con el propósito de crear un ambiente laboral más amigable con sus empleados extranjeros, Zensho aplica diversas medidas, como elaborar videos de la preparación de nuevos platos en inglés y vietnamita. “Sin embargo, la competencia con otras industrias por los trabajadores es feroz”, remarca Mainichi.

Por eso, el nuevo plan del gobierno para recibir a más trabajadores extranjeros es visto como “un rayo de esperanza”, según una importante cadena de restaurantes. En la industria no solo aspiran a contratar a más extranjeros, sino también a capacitarlos para que puedan llegar a ser gerentes de restaurantes.

En octubre de año pasado, había 1,28 millones de extranjeros trabajando en Japón, según el gobierno de Japón. La cifra incluía a estudiantes, aprendices y trabajadores a tiempo parcial.

El sector que más extranjeros empleaba era el de manufactura (386.000 trabajadores), seguida por el sector de servicios (190.000) y la industria minorista (166.000).

En construcción, uno de cada 90 trabajadores era extranjero (cinco años atrás, era uno de cada 384).

En el sector minorista, uno de cada 65 era extranjero (cinco años atrás, era uno de cada 145).

En la industria de restaurantes, la proporción de trabajadores extranjeros se multiplicó por dos.

La ola de trabajadores extranjeros no hace más que crecer. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario