Estudiantes japonesas, víctimas de estafas por productos relacionados con grupos de K-pop


Seventeen

Hay grupos de K-pop como BTS y Twice que son muy populares entre las estudiantes de secundaria y koko en Japón. De su fanatismo se aprovechan muchos estafadores.


Publicidad

Yomiuri Shimbun revela que se han reportado casos de chicas que son engañadas a través de las redes sociales cuando intentan comprar mercancía alusiva a grupos de K-pop.

Detrás de estos delitos están bandas de delincuentes de Corea del Sur, razón por las cual la policía surcoreana ha intensificado sus acciones para combatirlas.

Una de las víctimas fue una chica de 14 años, estudiante de segundo año de secundaria, que recibe una mesada de 1.500 yenes (13 dólares) y que ella se esforzaba por ahorrar.

Admiradora del grupo Seventeen, la adolescente quiso comprar tarjetas fotográficas de la banda, únicamente disponibles en los conciertos que celebra en Seúl. En julio, encontró en Twitter una agencia que supuestamente vendía los preciados artículos y depositó 6.000 yenes (52,7 dólares) en la cuenta bancaria de la agencia para adquirir dos juegos de 20 tarjetas fotográficas. Después de pagar no supo más de la agencia.

La menor les dijo todo a sus padres, pero no acudieron a la policía. Ella cuenta que en las redes sociales le dijeron que era difícil que pudiera recuperar su dinero aunque la policía japonesa tomara el caso.

En realidad, muchas víctimas no denuncian sus casos ante la policía debido a que la cantidad de dinero involucrado no es grande (miles o decenas de miles de yenes).

El hecho de que haya productos que solo se vendan en los conciertos en Seúl da pie a muchas estafas como la que sufrió la estudiante de 14 años. Esos artículos, debido a su exclusividad, son muy valorados entre los fans.

Muchas japonesas se ponen en contacto con fans de Corea del Sur a través de las redes sociales con la esperanza de comprarles los artículos que solo se comercializan en Seúl. Son tan codiciados los productos, que se venden a precios más de diez veces por encima de los originales.

Las bandas de estafadores surcoreanas aprovechan el uso de las redes sociales, que no requieren identificación, para acordar las transacciones con las fans japonesas, a quienes les piden una transferencia de dinero a cambio del artículo. Una vez hecho el depósito, se hacen humo.

Solo en relación con un concierto de BTS en Seúl en agosto se reportaron aproximadamente 110 casos de fraude en línea.

Por otro lado, también hay denuncias sobre la venta de entradas para conciertos ficticios.

En marzo, la policía surcoreana investigó a tres personas, entre ellas una estudiante universitaria, por fraude. El trío vendió boletos para un concierto inexistente de un artista de K-pop por entre 50.000 won y 100.000 won por persona a través de Instagram y Line entre agosto de 2017 y enero de 2018.

Las víctimas transfirieron un total de 22,05 millones de won (aproximadamente 2,2 millones / 19 mil dólares) a las cuentas bancarias de los delincuentes.

Entre sus víctimas había japoneses y taiwaneses a quienes prometían cubrir los costos de sus viajes a Seúl a cambio de que compraran entradas a conciertos a través de ellos. (International Press)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario