Japón prepara gran cambio: nuevos trabajadores extranjeros podrán ser residentes permanentes

Inmigración de Tokio (foto natural-energy.co.jp)

Japón dará un paso adelante para convertirse en un país de inmigrantes.


Publicidad

El gobierno japonés planea permitir que los trabajadores extranjeros que se beneficiarán de la nueva categoría de visado que se implantará en abril de 2019 puedan residir de manera permanente en un Japón cada vez más envejecido, informó la agencia Kyodo.

Desde abril, los trabajadores extranjeros con dominio de idioma japonés recibirán un nuevo estatus de residente para trabajar en sectores donde escasea la mano de obra, como el cuidado de personas y la construcción.

El gobierno de Japón prevé crear dos tipos de estatus de residente para los trabajadores extranjeros.

El primero, válido por hasta cinco años, se otorgará a las personas con conocimientos y experiencia para trabajar en un campo específico. En principio, no podrán llevar a sus familias a Japón.

El segundo se otorgará a trabajadores extranjeros en campos que requieren muchas más capacidades o habilidades que en el caso anterior. En este caso, el gobierno prevé no poner un límite a su estadía en Japón, lo que implica que podrán convertirse en residentes permanentes y llevar a sus familias.

Las empresas en las que trabajen estos extranjeros deberán tratarlos igual que a los ciudadanos japoneses en términos salariales.

Es importante mencionar que los extranjeros que reciban el primer tipo de visado podrán aspirar al segundo.

El gobierno nipón no prevé limitarse a otorgarles los visados y que después ellos se las arreglen por su cuenta, sino que los ayudarán a integrarse a la sociedad (incluso desde antes de su arribo a Japón) y en situaciones de emergencia.

Esta medida, de materializarse, constituirá un gran cambio en la policía de un país que, como apunta Kyodo, ha sido cauteloso con respecto a la inmigración, y ha abierto sus puertas sobre todo a profesionales altamente calificados en campos como la medicina, el derecho, la educación y la investigación.

El declive de la fuerza laboral está empujando al gobierno a buscar más trabajadores extranjeros.

Para poner en marcha el nuevo estatus de residencia, el gobierno presentará este otoño en la Dieta una legislación que permitirá introducir las modificaciones legales necesarias.

El número de trabajadores extranjeros en Japón alcanzó la cifra récord de 1,28 millones en octubre. Los primeros en la lista son los chinos, seguidos por los vietnamitas y los filipinos. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario