Mujer en Japón pensó callar, pero luego denunció acoso sexual para evitar más víctimas

Kiichi Arai (foto city.kawagoe.saitama.jp)

 


Publicidad

Kiichi Arai es un hombre de 68 años que forma parte de la asamblea municipal de la ciudad de Kawagoe, en la prefectura de Saitama.

El anciano ha sido acusado por una funcionaria municipal, una mujer en la treintena, de acoso sexual, informó Mainichi Shimbun.

Arai la presionó para que bebiera alcohol y le tocó los muslos durante una reunión en abril pasado a la que asistieron miembros de la asamblea, relató la mujer.

La funcionaria dijo que tras el incidente se ausentó dos días del trabajo debido al shock sufrido.

El acoso no se detuvo ahí. Arai insistió en invitarla a beber y en mayo, durante una reunión en la casa del hombre y delante de otros miembros de la asamblea municipal, le preguntó a la mujer si tenía los pechos grandes.

La funcionario acudió a su jefe en busca de consejo e intentó evitar a Arai, que continuó hostigándola. “Te gusta que te agarre un hombre, ¿no?”, le dijo una vez.

La mujer contó que al principio consideró no decir nada y aguantar el maltrato hasta que la transfirieran a otro puesto, pero luego lo pensó mejor y decidió denunciar al sujeto porque la mujer que la reemplazara también podría sufrir lo mismo que ella. “Tengo que evitar que aumente el número de víctimas”, declaró.

La funcionaria confesó que tiene miedo de que Arai tome alguna represalia contra ella por acusarlo.

El abogado de la mujer presentó una solicitud al presidente de la Asamblea Municipal de Kawagoe para que Arai sea severamente amonestado. El hombre negó la acusación y aseguró que jamás realizó comentarios obscenos contra ella. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario