Naomi Osaka, la japonesa de padre haitiano y nacionalidad estadounidense que busca la gloria


 

facebook.com/NaomiOsakaTennis

Publicidad

Un obstáculo se interpone entre Naomi Osaka y la gloria, la hazaña de convertirse en la primera japonesa en ganar un Grand Slam: Serena Williams.

Serena no es cualquier rival para Naomi. Es su ídolo de infancia, la razón por la cual empezó a jugar tenis, la mujer a la que siempre alentaba cuando la veía por TV.

“Por supuesto que se siente un poco surrealista. Hasta cuando era pequeña, siempre soñé que me gustaría jugar contra Serena en la final de un Grand Slam”, dijo la tenista de 20 años que llegará a la final del Abierto de Estados Unidos con solo un set perdido, reveló la agencia Kyodo.

Es tan grande su admiración por su adversaria que cuando le preguntaron si tenía algún mensaje para ella dijo: “I love you”.

La japonesa y la estadounidense solo se han enfrentado una vez. Ganó Naomi, 6-3, 6-2, en el Abierto de Miami de este año.

“Ella es la razón principal por la que empecé a jugar tenis. La he visto en la televisión muchas veces y siempre he estado alentándola” dijo Naomi tras derrotarla.

Naomi se impuso en semifinales del Abierto de EEUU a la estadounidense Madison Keys sin ceder un solo set (6-2, 6-4). Sin embargo, dijo que tuvo que luchar para controlar sus nervios. “Estaba temblando físicamente, pero solo traté de pensar, ‘nunca antes había estado en esta situación, y estoy muy agradecida de estar aquí”.

Naomi Osaka nació en 1997 en Osaka de madre japonesa y padre haitiano. A los tres años se mudó con su familia a Estados Unidos, donde se crio y formó como tenista. Reside en Florida, mide 1,8 m y es número 19 del mundo. Aunque representa a Japón, también tiene la nacionalidad estadounidense.

“Puedo entender mucho más (el idioma japonés) de lo que puedo hablar”, declaró una vez a USA Today. “Y cuando voy a Japón la gente se queda confundida. Por mi nombre, no esperan ver a una chica negra”.

Viajar a Japón, para ella, es “absolutamente genial”. Le encanta la comida japonesa. “Cuando voy a Japón, no me siento como en casa, siento que estoy en unas vacaciones supergeniales y que no quiero irme”.

“Estoy muy honrada de jugar por Japón”, dijo la estrella emergente del tenis.

También muestra orgullo por sus raíces haitianas. Destaca de los haitianos su actitud positiva y su disposición a hacer todo lo que puedan para ayudar a sus amigos.

En marzo de este año, Naomi conquistó el primer gran título de su carrera: el Indian Wells.

Su rival, Serena Williams, ha ganado seis veces el Abierto de EEUU y está trabajando para recuperar su mejor nivel después de haber estado trece meses ausente de las pistas por maternidad.

Tras derrotar 6-3, 6-0 a la letona Anastasija Sevastova en semifinales, dijo que está a “un 50 o 60 %” en el camino de recuperar la condición física que tenía antes de tener una bebé.

Con respecto a Naomi, la tenista de 36 años dijo que el partido que jugó contra ella en Miami fue una preparación importante para la final del sábado. “Fue bueno haber jugado con ella porque ahora sé cómo juega. Espero no volver a jugar así”, dijo.

Dicho sea de paso, el video muestra, al final del juego, la humildad de Naomi y el respeto que le profesa a su idolo. No celebra su triunfo y antes de darle la mano se inclina ligeramente.

 

(International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario