Los aeropuertos de Japón no podrían operar sin los trabajadores extranjeros

Aeropuerto de Narita.

Roneta Ratumaitavuki, una fiyiana de 24 años, trabaja en el Aeropuerto de Narita desde julio. En un inglés fluido, Ratumaitavuki trabaja detrás de un mostrador orientando a los visitantes extranjeros.


Publicidad

El operador de Narita buscaba a personas con habilidades lingüísticas y un alto nivel educativo cuando decidió contratar personal de Fiji.

Enterado de que en Fiji hay mucha gente con buen nivel educativo y sin empleo, entrevistó a 181 personas de las cuales eligió a tres.

Narita es el aeropuerto con la mayor afluencia de pasajeros de Japón, motivo por el cual desempeña un papel importante en la industria turística, que el gobierno japonés promueve como parte de su estrategia de crecimiento económico.

Por ello, Narita está contratando a más extranjeros para atender mejor al creciente número de visitantes procedentes del exterior, revela la agencia Kyodo.

El año pasado, Japón recibió a 28,7 millones de visitantes extranjeros. De aquellos que entraron al país por aire, el 29 %, el grupo más numeroso, lo hizo a través de Narita.

El aumento en el número de trabajadores extranjeros en Narita no solo refleja la necesidad de contar con personas que puedan hablar en inglés y otros idiomas, sino también el hecho de que los japoneses se mantienen alejados del trabajo pesado y las largas horas que a menudo acarrea trabajar en el aeropuerto, dice Kyodo.

“Aunque los aeropuertos parezcan glamorosos, el trabajo que se hace suele ser duro, sucio y peligroso”, afirma un alto funcionario de Narita. Los empleados a menudo deben trabajar hasta altas horas de la noche o en la madrugada.

“Los japoneses están eligiendo trabajos con mejores condiciones labores”, dice Mamoru Uematsu, ejecutivo de Biseisha, una empresa que se encarga de la limpieza de Narita.

De sus 300 trabajadores, 35 son extranjeros. Sin la fuerza laboral extranjera los aeropuertos japoneses no podrían funcionar, remarca Uematsu.

Por su parte, una empresa que realiza inspecciones de seguridad en el aeropuerto cuenta con unos diez trabajadores extranjeros, de países como China, Corea del Sur y Sri Lanka.

Para adaptarse al continuo crecimiento de usuarios, Narita prevé añadir una nueva pista y elevar su fuerza laboral de los 40.000 actuales a 70.000.

El Ministerio de Transporte de Japón está considerando crear un nuevo estatus de visado para ampliar el número de empleados extranjeros en los aeropuertos con el fin de contrarrestar la escasez de trabajadores. (International Press)


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario