Indonesios casi mueren en Japón por no entender alerta de emergencia en kanji

Hiroshima (TV Asahi)

 


Publicidad

El 6 de junio, alrededor de las 8 de la noche, Alif Hidayat, un indonesio de 23 años que vive en la prefectura de Hiroshima, recibió un correo electrónico en su teléfono móvil. Estaba con tres compatriotas con los que comparte casa.

El inusual pitido los sorprendió, revela Asahi Shimbun. El mensaje estaba en idioma japonés y no pudieron entenderlo. Era una orden de evacuación emitida por el municipio de Hiroshima.

Alif comenzó a estudiar japonés hace aproximadamente un año, pero el kanji utilizado en el mensaje era indescifrable para él. Como no pudieron entenderlo, decidieron quedarse en casa. Casi mueren.

Cuando el mensaje llegó, los cuatro indonesios estaban sacando la basura que flotaba en las aguas que habían invadido el primer piso de la casa. Las lluvias torrenciales estaban causando inundaciones.

Alif y sus compañeros no tenían conciencia de la gravedad de la situación. Incluso el nivel de agua descendió y bajaron la guardia.

Sin embargo, alrededor de las 3:30 a. m. del día siguiente, la casa fue arrasada por un deslizamiento de tierra. El fuerte sonido, como de un estruendo, despertó a Alif.

El joven intentó escapar por la puerta, pero quedó atrapado en un flujo de barro y escombros y perdió el conocimiento.

A las 10 a. m., un equipo de rescate logró sacarlo con vida. Resultó con heridas en la cabeza y los brazos. Sus tres compatriotas también estaban a salvo.

Enterrado por los escombros, con las orejas y la boca llenas de tierra y barro, creyó que había llegado su hora. “Estaba listo para morir”, dice.

“Me alegro de que todos hayan podido sobrevivir, pero podríamos haber huido pronto si hubiéramos entendido lo que estaba escrito en el correo electrónico”, añade.

Alif forma parte del programa de capacitación técnica para aprendices extranjeros. La casa donde vivían se los había proporcionado su empleador.

Por suerte los indonesios sobrevivieron, pero su caso pone en evidencia la necesidad de que las autoridades de Japón enfrenten el desafío de superar las barreras del idioma para transmitir alertas de emergencia a los extranjeros en casos de desastre, advierte Asahi.

Si bien las autoridades de Hiroshima brindan información sobre desastres en varios idiomas en internet, para tener acceso a ella los extranjeros deben ingresar a sus sitios web. Además, el gobierno de Japón solo emite alertas de emergencia a través de los teléfonos móviles en idioma japonés. (International Press)

Publicidad


Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario