Yonsei piden a Japón mismo trato que a sansei y poder llevar a sus hijos

Primer ministro de Japón, Shinzo Abe, en Brasil (foto Kantei)

Cristiane Oji es una brasileña bisnieta de inmigrantes japoneses. Tiene 20 años y reside en Sao Paulo. Admira la cultura japonesa y pasó parte de su niñez, entre los seis y los doce años, en Japón. Vivía en la prefectura de Shiga con su madre sansei.


Publicidad

La joven brasileña está interesada en el programa que Japón puso en marcha el 1 de julio dirigido a yonsei de 18 a 30 años para que vivan y trabajen en el país de sus ancestros.

El problema es que, a diferencia de los nisei y los sansei, el programa no autoriza a los yonsei a llevar a sus hijos.

Cristiane está embarazada.

“Quiero que mi hijo reciba una educación como la que yo tuve en Japón”, declara a la agencia Kyodo. La joven espera que se levante la restricción que le impediría llevar a su hijo a Japón.

El legislador Mikio Shimoji, uno de los promotores del programa, cree que la restricción de llevar parientes será eliminada en el futuro.

En junio de 2016, diversas organizaciones que representan a nikkei brasileños en Sao Paulo presentaron una petición a la embajada de Japón en Brasil. ¿Qué pedían? Un estatus de residencia para que los yonsei puedan acceder a visas de largo plazo y permisos para trabajar.

La petición estaba pensada para personas como Cristiane, que habían crecido en Japón, habían sido llevadas después a Brasil por sus padres y deseaban retornar a Japón. Estos chicos, formados en la lengua y la cultura japonesa, por lo general tenían dificultades para readaptarse a Brasil.

Esto, según Kyodo, impulsó al gobierno de Japón a crear el programa dirigido a los yonsei.

La iniciativa, sin duda, es un avance, pero las organizaciones nikkei brasileñas han solicitado que los yonsei puedan acceder al mismo estatus de residentes que los sansei.

Otra cosa: también han pedido que se elimine la restricción de la edad, pues se estima que hay hasta 150 mil yonsei mayores de 30 años.

Por otro lado, la exigencia de cierto conocimiento del idioma japonés, en un nivel relativamente alto, para ser elegible es considerada estricta (para quienes no han crecido en Japón y, por lo tanto, no dominan la lengua). Harumi Goya, presidenta de una de las organizaciones, dice a Kyodo que cree difícil que los yonsei se sumen al programa.

Para facilitar la aclimatación del yonsei a Japón, que podrá quedarse hasta cinco años, debe tener una especie de mentor, una persona que lo apoye en el aprendizaje del idioma y la cultura durante su estadía. Esta persona debe ponerse en contacto con el yonsei al menos una vez al mes para chequear cómo le están yendo las cosas.

Japón espera recibir a aproximadamente 4.000 descendientes de cuarta generación al año de países como Brasil y Perú. (International Press)

Publicidad
Publicidad

1 Trackback / Pingback

  1. Yonsei piden a Japón mismo trato que a sansei y poder llevar a sus hijos | Business 365

Deja tu comentario