Condenan en Japón a operador de máquinas preparadas para que el cliente nunca ganara

 


Publicidad

Máquinas amañadas. Los clientes jugaban creyendo que podían ganar, pero las máquinas habían sido preparadas de tal manera que fuera imposible que ganaran. Mientras tanto, seguían gastando dinero.

En estos juegos, los usuarios deben operar un brazo mecánico para asir un objeto determinado y levantarlo. Si lo logran, se lo llevan como premio.

El Tribunal de Distrito de Osaka halló culpable al presidente de una compañía que operaba una sala de juego por engañar a ocho clientes por un monto de 1,23 millones de yenes (11.137 dólares) entre octubre y diciembre del año pasado, informó la agencia Kyodo.

Takeshi Odaira (33) fue sentenciado a una pena de tres años de prisión suspendida por cuatro.

El hombre actuó en complicidad con los empleados del establecimiento para animar a los usuarios a seguir jugando pese a que sabían que jamás ganarían.

Las víctimas pagaban entre 1.000 y 5.000 yenes (9,05 / 45,25 dólares) cada vez que jugaban, atraídos por codiciados premios, como tabletas y máquinas de videojuegos.

El tribunal hizo hincapié en que Odaira y sus cómplices se aprovechaban de los deseos de los usuarios de ganar, diciéndoles, por ejemplo, que todo el dinero que habían gastado se desperdiciaría si no seguían intentándolo hasta llevarse uno de los premios.

No obstante, el tribunal también tuvo en cuenta que Odaira devolvió el dinero gastado a las víctimas y dijo que disolverá su empresa. Los fiscales habían solicitado 3,5 años de prisión efectiva.

Los empleados fueron sentenciados a 18 meses de prisión suspendidos por tres años. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario