Proyecto para promover la enseñanza del japonés busca aprovechar al máximo el talento de los extranjeros


Escuela de lengua japonesa (YouTube)

El proyecto presentado por un grupo multipartidario de legisladores japoneses para promover la enseñanza de la lengua japonesa a los extranjeros que residen en el país asiático, si se convierte en ley, podría tener un alcance histórico.


Publicidad

Sería la primera ley en Japón en definir la responsabilidad del gobierno nipón en la tarea de difundir el nihongo, subraya Japan Times, que hace notar que el país carece de una política unificada sobre cómo enseñar nihongo.

El grupo espera presentar el proyecto de ley para la sesión de otoño de la Dieta.

No se sabe cuán grande sería el impacto de la iniciativa si se transforma en ley, pero su éxito dependerá en gran medida de cuánto dinero aporte el gobierno para su realización.

Aunque el proyecto no especifica cantidades o fechas (por ejemplo, inversiones o plazos para alcanzar las metas propuestas), sus impulsores destacan que la ley sería un paso decisivo para contribuir al aprendizaje de la lengua por parte de los extranjeros y califican la iniciativa como un “asunto urgente”.

El gobierno de Japón tiene que garantizar que “a cualquier persona que desee recibir una enseñanza del idioma japonés se le concederá una oportunidad acorde con su demanda y capacidad”, según la propuesta.

Una mejora en la enseñanza del idioma jugará un rol clave en la construcción de una sociedad “respetuosa hacia las diversas culturas”.

El proyecto establece que es responsabilidad del gobierno ofrecer capacitación adecuada en lengua japonesa a los extranjeros (niños, estudiantes, trabajadores, aprendices y refugiados).

“Nuestra esperanza es que ellos estudien y aprendan el idioma japonés para que puedan aprovechar al máximo su talento en nuestra sociedad”, dice el legislador Masaharu Nakagawa.

Ante la ausencia de una política central, el proyecto aboga por la creación de un consejo de expertos para coordinar con las entidades gubernamentales correspondientes (ministerios de Educación y Asuntos Exteriores, por ejemplo) con el fin de establecer políticas integrales y unificadas.

El número de extranjeros residentes en Japón ascendió a la cifra récord de 2,56 millones a fines de 2017, según el Ministerio de Justicia.

La propuesta no se limita a impulsar la promoción de la enseñanza del nihongo en Japón, sino también en el extranjero a través del apoyo a las instituciones de idiomas que existen fuera del país.

A diferencia de China, que tiene una política de difusión de su idioma y cultura en el mundo, Japón carece de ella, según los legisladores. Uno de los miembros del grupo, Kazunori Tanaka, sostiene que una de las razones por las cuales los extranjeros son reacios a viajar a Japón y estudiar su idioma es que en la comunidad global el aprendizaje de la lengua japonesa tiene pocas ventajas.

Para mantener los estándares educativos, el proyecto traslada al gobierno la responsabilidad de evaluar adecuadamente a las escuelas de idioma japonés. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario