Reconocen como muerte por exceso de trabajo caso de hombre en Japón que hacía 80 horas extras

renesas.com

 

El 23 de enero de 2017, un hombre de 38 años, empleado de una filial del gigante de los semiconductores Renesas Electronics, llegó a su casa del trabajo, se metió en la cama alrededor de la medianoche y comenzó a gemir. Aproximadamente una hora más tarde fue declarado muerto en un hospital. Murió por un infarto.

Poco más de un año después, se hizo de conocimiento público que las autoridades laborales de la ciudad de Yonezawa, prefectura de Yamagata, donde trabajaba el hombre, reconocieron que su muerte se debió al exceso de trabajo, informó Mainichi Shimbun.

Un triste nuevo caso de karoshi en Japón.

El hombre hizo un promedio de 80 horas extras durante los cuatro meses previos a su muerte. Las largas horas de trabajo y la tensión causada por cuotas de producción difíciles de alcanzar condujeron a su muerte.

La víctima trabajaba en la compañía desde 2001 y el mantenimiento de equipos en una fábrica era una de sus tareas.

La empresa para la que trabajaba se negó a pronunciarse sobre el caso alegando que la persona a cargo no estaba disponible. (International Press)

Suscríbase a International Press GRATIS!

Registre su correo electrónico y entérese primero de las últimas noticias de Japón.


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

JAPÓNICA
J POP
J POP

Te puede interesar

LECTOR