Hafu: significado, ventajas y un valioso consejo

 


Publicidad

Tetsuro Miyazaki es un fotógrafo hijo de madre belga y padre japonés que ha puesto un ambicioso proyecto en marcha. Se llama Hafu2Hafu (hafu2hafu.org) y su objetivo es entrevistar y fotografiar a hafu de 192 países.

Hasta el momento, ha logrado que personas de 67 países formen parte de su iniciativa, entre ellos Brasil, Perú, Chile, Bolivia, Venezuela, Colombia y México. De Sudamérica, aún no tiene a hafu de Ecuador, Paraguay, Uruguay y Argentina.

El sitio web GaijinPot ha publicado una entrevista a Miyazaki en la que habla de lo que significa ser hafu.

“Siempre me he referido a mí mismo como medio belga en Japón y medio japonés en Bélgica. Algunos dicen que el término hafu es peyorativo porque significa que eres solo la mitad de un todo. Por supuesto, eso es negativo”.

Sin embargo, “el problema en este caso recae en la palabra ‘solo’ y no en hafu”.

Cuando le preguntan al fotógrafo por qué no se refiere a sí mismo como daburu (double o doble) en vez de hafu, que proviene de half (mitad), él responde:

“Yo prefiero el término hafu. La mayoría de personas hafu que he conocido también utilizan la palabra hafu para describirse a sí mismas, pero eso no quiere decir que aceptemos la etiqueta sin ningún tipo de restricción”.

Añade:

“Cuando tenía 15 años, me dijeron que estuviera orgulloso de mis dos culturas y que me llamara a mí mismo daburu cuando me refiriera a mis dos herencias, pero hubo algunos problemas con eso. En primer lugar, implicaba que yo era mejor que los demás. Eso era algo que particularmente no disfrutaba. Yo quería encajar, no destacar más”.

Además:

“Creo que daburu ejerce una presión extra en los niños. Implica la comprensión perfecta de dos culturas y hablar al menos dos idiomas a nivel nativo, entre otras cosas. En lo personal, me resulta más fácil de superar las expectativas como un hafu que cumplirlas como un daburu”.

¿Cuál es la ventaja de ser hafu?

“Ser criado por padres con diferentes orígenes y valores a veces en conflicto me dio una visión matizada del mundo. Yo puedo cambiar entre perspectivas y darme cuenta de que no es negro, blanco o gris, sino jaspeado”.

Una ventaja adicional:

“Muchos hafu con los que he hablado se encuentran a sí mismos más empáticos que la mayoría de sus amigos. Creo que me puedo identificar con eso”.

¿Alguna desventaja?

“A menudo me piden tomar decisiones que mis amigos que no son mestizos nunca tienen que considerar. ¿Por qué me piden que elija a un país para alentar en los Juegos Olímpicos o en la Copa del Mundo?”.

Finalmente, el fotógrafo cuenta cuánto se esforzó por encajar para ser considerado como un japonés y ofrece un valioso consejo a todos los hafu.

“Solía esforzarme mucho para encajar y ser considerado como una verdadera persona japonesa por la sociedad japonesa en general. Estudié el idioma, practiqué el kendo y otros pasatiempos tradicionales. Pero no importaba cuánto lo intentara, siempre resaltaba un poco. En ocasiones, esto me hacía sentir inseguro. Mi consejo es realmente sencillo: preocúpate menos por lo que otros piensan y acéptate como eres”. (International Press)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario