Presidente de junta educativa en Tokio se disculpa por costosos uniformes Armani


 


Publicidad

La noticia cruzó las fronteras de Japón: una escuela de primaria en Tokio exigía a sus alumnos el uso de uniformes diseñados por Armani que podían costar hasta 80.000 yenes (753,9 dólares).

Katsutoshi Shimada, presidente de la Junta Educativa de Chuo, barrio donde está ubicado el colegio, se disculpó por la decisión de la escuela Taimei de implantar el uso del caro uniforme, informó Yomiuri Shimbun.

Shimada admitió que no se brindaron suficientes explicaciones sobre la medida a las partes afectadas y lamentó no haber instruido de manera adecuada al director del colegio.

Por su parte, Takashi Ito, director de la Sección de Asuntos Generales, dijo que no se prestó suficiente consideración al proceso de toma de decisiones, que implicó el intercambio de opiniones con los padres. La junta debió haber supervisado el proceso y dado las instrucciones necesarias, remarcó.

El director de la escuela, Toshitsugu Wada, envió una carta a los padres en noviembre del año pasado en la que explicaba las razones del cambio en el uniforme, alegando que un Armani es más apropiado para un colegio ubicado en el exclusivo distrito de Ginza.

Un miembro de la Asamblea de Chuo, Hiroshi Kato, del Partido Comunista de Japón, preguntó al presidente de la junta educativa: “Pienso que es un error asumir que los padres en el distrito de Ginza pueden permitirse esto. ¿Usted no considera que crearía disparidades entre los niños?”.

“Para ser honesto, pienso que la decisión es demasiado extrema. La idea de que las marcas son adecuadas para una escuela en el distrito de Ginza no tiene cabida en la educación pública”, respondió Shimada.

Sin embargo, la tienda que vende el nuevo uniforme reveló que 48 de los 60 niños que comenzarán clases en la escuela en abril se han tomado las medidas para el uniforme y sus padres han completado el pago. Nadie ha cancelado su compra ni devuelto el uniforme a la tienda. (International Press)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario