Histórico fallo de tribunal en Japón: empresa compensará a familia de víctima de accidente de tráfico


 

La madre de la victima (en el retrato). (Movie Iwj)

Publicidad

Green Display, una empresa con sede en Tokio que decora los interiores de edificios con plantas, deberá pagar 76 millones de yenes (casi 700.000 dólares) en compensación a la familia de Kota Watanabe, un trabajador de la compañía que murió en un accidente de tráfico en 2014.

La empresa también deberá ofrecer disculpas a la familia de Watanabe, que tenía 24 años cuando murió después de que la motocicleta que conducía se estrelló contra un poste de luz, informó Asahi Shimbun.

Watanabe retornaba a su casa después de trabajar en el turno de noche. El accidente ocurrió en la ciudad de Yokohama poco después de las 9 a. m.

El Tribunal de Distrito de Yokohama sostuvo que Green Display tiene una responsabilidad por la seguridad de sus empleados en su regreso a casa desde el trabajo.

El tribunal remarcó que el caso de Watanabe debería ser un mensaje a las empresas y a la sociedad en su conjunto para tomar medidas para prevenir el “karo-jikoshi” (muerte por accidentes derivados del exceso de trabajo).

“Este caso debería servir de impulso para un mayor reconocimiento de la categoría del karo-jikoshi como un accidente laboral e incentivar que se tomen suficientes medidas en la sociedad para la prevención del karo-jikoshi, así como del karoshi (muerte por exceso de trabajo) y el karo-jisatsu (suicidio por exceso de trabajo)”, dijo el presidente del tribunal.

De acuerdo con el tribunal, el accidente se produjo debido a que a Watanabe lo venció el sueño mientras conducía. La empresa reconoció que el joven se encontraba en un “estado de exceso de trabajo” y que debería haberle indicado que retornara a casa a través de otros medios, como el transporte público, para evitar un accidente.

La compañía deberá tomar medidas para que casos como el de Watanabe no se repitan. Por ejemplo, que haya un periodo de al menos once horas entre el fin de un turno de trabajo y el inicio del siguiente. Además, está pidiendo a sus empleados que después del turno de noche retornen a casa en taxis.

El abogado de la familia de la víctima resaltó que es extremadamente raro que un tribunal diga que una compañía tiene el deber de considerar la seguridad de sus empleados cuando regresan a casa.

En 2015, la madre de Watanabe demandó a la compañía exigiendo unos 100 millones de yenes (919.000 dólares) como compensación. La mujer alegó que las largas horas de trabajo de su hijo provocaron el accidente fatal.

Shigeru Wakita, profesor emérito de derecho laboral en la Universidad de Ryukoku, dijo que las empresas en general no son consideradas responsables por los accidentes causados ​​por sus empleados cuando están en su camino al trabajo o de regreso a casa.

Por ello, en declaraciones a Asahi, Wakita destacó que la decisión del Tribunal del Distrito de Yokohama “hace época” y “servirá como una advertencia para otras empresas”. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario