Japón aprueba paquete económico para acceso gratuito de niños a guarderías y kínderes

 



Publicidad

El Gobierno nipón aprobó un paquete de estímulo económico de 2 billones de yenes (15.000 millones de euros) para ampliar los servicios gratuitos de cuidado infantil y educación, además de incentivos para la inversión empresarial.

El plan económico obtendrá el 85 % de su financiación a través de impuestos y un 15 % por esfuerzos del sector privado, y permitirá, en principio, a los niños de entre 3 y 5 años acceder gratuitamente a guarderías y jardines de infancia, según detalló el Gobierno.

La medida de estímulo fue una de las promesas del primer ministro Shinzo Abe en su campaña electoral para las elecciones de octubre, cuando adelantó que se financiaría principalmente con la subida del IVA del 8 % al 10 % prevista para 2019.

Por ello, la mayoría de los programas propuestos -cuya asignación no ha sido todavía establecida- comenzarán a aplicarse en 2020, cuando la subida impositiva haya entrado en vigor.

Este nuevo paquete económico “busca reformar la productividad y la rentabilidad” en el país asiático y el Gobierno espera que con él, “la gente pueda sentir la recuperación de la economía”, dijo el ministro portavoz del Ejecutivo, Yoshihide Suga, tras la reunión extraordinaria del Gabinete en la que se aprobó la medida.

En virtud de este programa, los niños de hasta dos años que forman parte de familias de bajos ingresos también podrán acceder a servicios gratuitos de guardería.

La ampliación de los servicios de apoyo a la asistencia infantil se ven como un tema crítico en Japón para fomentar la participación de la mujer en el entorno laboral y atajar las desigualdades.

Asimismo, el paquete servirá para ayudar a los estudiantes de hogares con bajos ingresos a recibir educación superior, mediante la gratuidad de matrículas en universidad pública y ayudas financieras para instituciones privadas.

El plan de estímulo incluirá una partida para ofrecer descuentos fiscales de hasta el 20 % a empresas que incrementen los salarios de sus empleados o inviertan en mejoras de su productividad, con el objetivo de reducir sus costes y potenciar su competitividad.

Estos incentivos para el sector privado comenzarán a aplicarse en abril de 2018 con un carácter temporal de tres años.

Este paquete forma parte de la aplicación de la estrategia económica de Shinzo Abe, conocida como “Abenomics”, que a través de agresivos estímulos y flexibilización monetaria ha conseguido empezar a reactivar la aletargada economía japonesa. (EFE)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario