Mitsubishi Materials se disculpa por el falseo de datos técnicos


Publicidad

El fabricante de materiales de construcción japonés Mitsubishi Materials pidió disculpas por el escándalo del falseo de datos técnicos de algunos de sus productos de latón, cobre y aluminio, que ha afectado a 274 compañías de todo el mundo.

El presidente del conglomerado, Akira Takeuchi, compareció en una rueda de prensa en Tokio en la que aseguró que quieren “solucionar (el problema) lo antes posible”, que están verificando la seguridad de los productos con los afectados y que harán “todo cuanto sea necesario para que no vuelva a pasar”.

La manipulación se llevó a cabo en tres subsidiarias de la compañía, que como ocurriera en el escándalo de la tercera siderúrgica nipona, Kobe Steel, alteró los datos técnicos de algunos productos para que cumplieran las especificaciones solicitadas por sus clientes.

El falseo afectó a datos como la dureza y la resistencia a la tracción de bandas de latón usadas en vehículos, o la conductividad y la rugosidad de bandas de ciertas aleaciones y de cobre empleadas en dispositivos electrónicos y otras industrias, así como a productos de sellado, principalmente de goma, y aluminio.

El conglomerado admitió que entre abril de 2015 y septiembre de este año, la filial Mitsubishi Cable Industries vendió a 229 compañías 270 millones de unidades de productos de sellado, usados sobre todo para prevenir filtraciones de aceite, agua o aire, lo que supone en torno al 20 % del volumen total comercializado (1.330 millones).

Por su parte, la subsidiaria Mitsubishi Shindoh entregó también con los datos alterados, entre octubre de 2016 y octubre de este año, 879 toneladas de latón, distintas aleaciones y de cobre a 29 empresas, un 0,6 % del total de ventas.

Otros 16 clientes recibieron una cantidad no revelada de productos de aluminio de Mitsubishi Aluminum, tema al que Takeuchi restó importancia asegurando que “es un asunto que ya está solucionado” con los interesados, con los que han confirmado la seguridad de todos los productos afectados.

Mitsubishi Materials ha admitido que era consciente del falseo desde febrero y defendió su tardanza al revelar el caso esgrimiendo que el análisis de irregularidades en sus numerosos productos (unos 40.000) requería tiempo y que de esta forma pudieron contactar antes con las empresas para verificar los productos.

El ministro japonés de Transporte, Infraestructura y Turismo, Keiichi Ishii, tildó en una rueda de prensa recogida por la agencia Kyodo de “muy lamentable” el falseo de Mitsubishi Materials, el último de una serie de escándalos que están minando la credibilidad del sector privado japonés. (EFE)


Publicidad
Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario