Nissan suspende su producción en Japón por irregularidades

 




Publicidad

Nissan Motor anunció que suspenderá temporalmente la producción en sus plantas en Japón, para resolver el problema de las inspecciones de seguridad irregulares en sus fábricas que le ha obligado a revisar más de un millón de vehículos.

El CEO de Nissan, Hiroto Saikawa, señaló que esta medida es necesaria para reconfigurar los mecanismos de inspección en las plantas afectadas por las irregularidades, en una rueda de prensa celebrada en la sede de la empresa en Yokohama (sur de Tokio).

La compañía ha tomado esta decisión después de comprobar que las irregularidades continuaron en tres de sus plantas en Japón incluso después de que el problema saliera a la luz a finales de septiembre, dijo Saikawa en declaraciones recogidas por la agencia nipona Kyodo.

El consejero delegado señaló además que el cierre de las fábricas niponas se prolongará unas dos semanas.

Nissan admitió el problema a comienzos de mes después de que este fuera detectado por el Ministerio de Tierra, Infraestructura, Turismo y Transporte de Japón durante inspecciones en sus fábricas, lo que ha llevado al fabricante a llamar a revisión 1,16 millones de vehículos en Japón.

A instancias de las autoridades niponas, Nissan deberá revisar los coches producidos entre enero de 2014 y septiembre de 2017 de un total de 38 modelos, entre ellos 10 producidos para otras marcas como Mitsubishi, Suzuki y Mazda.

Las autoridades niponas constataron que algunas de las revisiones que los vehículos pasan antes de salir a la venta fueron realizadas por personal inadecuado, aunque los informes sí fueron firmados por trabajadores certificados, una práctica a la que el Ministerio tachó de “lamentable”.

La normativa nipona establece que sólo inspectores certificados y previamente registrados en el sistema aprobado por el Ministerio de Transporte pueden dar el visto bueno a los vehículos.

El año pasado, Nissan acudió al rescate de la también nipona Mitsubishi Motors cuando ésta atravesaba graves dificultades económicas a raíz del escándalo del falseo de datos de consumo de algunos de sus minivehículos.

Mitsubishi está ahora controlada por la primera empresa, que a su vez se integra en una alianza con la francesa Renault presidida por el empresario francobrasileño Carlos Ghosn. (EFE)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario