Nagano ofrecerá ayuda vía LINE a estudiantes para evitar suicidios

 


Publicidad

Levantar el teléfono y marcar un número en busca de ayuda todavía funciona en el mundo de hoy, pero para los jóvenes existen medios más eficaces para comunicarse.

En agosto, el gobernador de Nagano, Shuichi Abe, y el CEO de LINE, Takeshi Idezawa, firmaron un acuerdo mediante el cual el servicio de mensajería instantánea funcionará como un puente entre los estudiantes que son víctimas de ijime y un grupo de consejeros que escucharán sus problemas para orientarlos.

El servicio de consejería estará disponible desde el 10 de septiembre hasta el 23 del mismo mes, de 5 p. m. a 9 p. m., en fase de prueba, detalló Asahi Shmbun.

La información recabada en la fase de prueba servirá para determinar y analizar los tipos de problemas que enfrentan los chicos y los efectos de la consejería brindada, entre otros aspectos, antes de que el servicio funcione a plenitud el próximo año fiscal.

La iniciativa, que estará a disposición de 120.000 estudiantes en esta primera etapa, busca frenar los suicidios.

Nagano es la prefectura con la más alta de suicidios de menores en Japón. Entre 2010 y 2014, un promedio de 4,12 menores de edad por cada 100.000 se suicidaron, superando con largueza la media nacional de 2,46.

Un estudio realizado en Nagano el pasado año fiscal halló que el 89,3 % de los estudiantes de koko utilizan los servicios de mensajería instantánea.

El CEO de LINE dijo que como operadores de una nueva herramienta de comunicación tienen el deber de hacer esfuerzos activos para lidiar con el ijime.

Además, expresó su deseo de expandir el servicio al resto de Japón.

El acuerdo suscrito por LINE es el segundo entre la compañía y un gobierno local. El otro es el municipio de Otsu, ubicado en la prefectura de Shiga.

Como Otsu prevé iniciar el servicio de consejería vía LINE en noviembre, Nagano será el primer gobierno local en poner en marcha este tipo de iniciativa en Japón. (International Press)

 


Publicidad
Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario