La continua debilidad del yen favorece a las principales compañías exportadoras

Foto Mitsubishi

 


Publicidad

La Bolsa de Tokio cerró el lunes de nuevo con un ligero avance debido a la continuada debilidad del yen frente al dólar.

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró con un avance de 20,68 puntos, un 0,10 por ciento, y quedó en 20.153,35 puntos, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, ganó 0,87 puntos, un 0,05 por ciento, hasta las 1.612,21 unidades

El parqué tokiota se mantuvo casi la totalidad de la sesión en positivo y a falta de otros incentivos domésticos la persistente debilidad de la moneda local ayudó a mantener el ritmo de compras en el mercado.

“Muchas compañías han establecido sus tasas de cambio dólar-yen en torno a los 109 yenes para el actual ejercicio, por lo que el actual nivel de 111 yenes limita el riesgo de las revisiones de las ganancias a la baja”, explicó a Kyodo el analista Seiki Orimi, de Mitsubishi UFJ Morgan Stanley Securities Co.

Entre las principales compañías exportadoras que se beneficiaron de la depreciación del yen, Mitsubishi Motors avanzó un 1,4 por ciento mientras que Panasonic ganó un 1,6 por ciento.

Por su parte, el renqueante conglomerado Toshiba cayó más de un 3 por ciento después de que la compañía revisara el viernes al alza su estimación de pérdidas netas para el ejercicio nipón de 2016 hasta los 995.200 millones de yenes (8.008 millones de euros), casi un 5 por ciento más que su cálculo anterior.

El gigante tecnológico también anunció que retrasará, por tercera vez, la presentación de sus resultados para este mismo periodo hasta el próximo 10 de agosto.

La declaración de bancarrota de Takata, la mayor quiebra de una compañía japonesa de la historia y la noticia del día en Japón, no tuvo sin embargo un impacto importante en el parqué tokiota.

El fabricante nipón de airbags se declaró en bancarrota en un tribunal de Tokio ante las pérdidas multimillonarias que arrastra a raíz los problemas derivados de sus dispositivos defectuosos.

La decisión llevó al regulador bursátil nipón a suspender su cotización después de que sus acciones acumularan una caída cercana al 80 por ciento desde mediados de mes.

En la primera sección, 1.104 valores avanzaron frente a los 775 que retrocedieron, mientras que 142 cerraron el día sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 1,750 billones de yenes (14.045 millones de euros), frente a los 2,011 billones de yenes (16.182 millones de euros) del viernes. (EFE)

 


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario