Naruhito viajará solo a Dinamarca en pleno debate sobre la abdicación en Japón


Publicidad

El príncipe heredero de Japón, Naruhito, viajará a Dinamarca a mediados de junio, una vez más sin la compañía de su esposa Masako y en pleno debate sobre la abdicación del emperador Akihito.

La Agencia de la Casa Imperial nipona anunció hoy que el viaje tiene el objetivo de conmemorar 150 años de relaciones diplomáticas entre los dos países y que Masako no acompañará a su esposo para reducir la carga de trabajo de la princesa.

Masako, conocida popularmente como “la princesa triste”, limitó drásticamente sus apariciones públicas y compromisos oficiales desde 2003 por una depresión inducida por estrés, que algunos achacan a la rigidez del protocolo de la familia imperial y las presiones que soportó para tener un hijo varón que perpetúe la línea sucesoria.

La única hija de los príncipes herederos de Japón es la princesa Aiko, de 15 años.

En los últimos catorce años la princesa sólo ha acompañado a Naruhito en dos viajes oficiales al extranjero: en julio de 2015, cuando ambos asistieron a la coronación del rey de Tonga, y en abril de 2013 a Amsterdam con motivo de la ceremonia de entronización de Guillermo-Alejandro y Máxima de Holanda.

El de junio será el primer viaje al extranjero de Naruhito (57 años) desde que el pasado agosto su padre, el emperador Akihito de Japón (83 años) expresara su deseo de abdicar en favor de su hijo debido a su edad y delicada salud.

El Gobierno japonés aprobó el 19 de mayo el proyecto de ley que permitirá al monarca ceder el cargo, en la que supondría la primera abdicación de un ocupante del Trono de Crisantemo en 200 años, y que se estudia para diciembre de 2018, cuando el mandatario cumpla 85 años y complete tres décadas como jefe de Estado.

Durante su estancia en Dinamarca del 15 al 21 de junio, Naruhito tiene previsto realizar el discurso inaugural de una exposición sobre Japón, así como asistir a un almuerzo con la reina Margarita II y a una cena con los príncipes herederos Federico y Mary, y visitar una escuela para discapacitados y una planta de fabricación de molinos.

La última vez que el príncipe nipón visitó el país comunitario fue para asistir al enlace de los herederos en mayo de 2004. (EFE)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario