Japón aprueba un presupuesto récord y con un 0,8 % más de gasto en Defensa

Fuerzas de Autodefensa de Japón (foto Ministerio de Defensa)

El parlamento nipón aprobó el lunes un presupuesto récord de 97,45 billones de yenes (unos 813.621 millones de euros) que incluye un incremento del 0,8 por ciento en el gasto en Defensa, y cuya mayor partida se destinará a costear la seguridad social.


Publicidad

La Cámara Alta del parlamento nipón dio luz verde a los presupuestos, cuyo valor es un 0,75 por ciento mayor que el del curso actual, con el apoyo mayoritario del gobernante Partido Liberal Demócrata (PLD) del primer ministro Shinzo Abe, tras haber logrado la aprobación en la Cámara Baja el pasado 27 de febrero.

En el próximo año fiscal, que comenzará el 1 de abril, Japón destinará la mayor parte de su presupuesto -aproximadamente un tercio del mismo, 32,47 billones de yenes o 271.087 millones de euros- a costear su seguridad social, lo que incluye las pensiones y gastos médicos de una población cada vez más envejecida.

Por su parte, el gasto en Defensa se incrementará por quinto año consecutivo y alcanzará la cifra récord de 5,13 billones de yenes (42.829 millones de euros), en el actual contexto de escalada de la tensión en la región Asia-Pacífico y frente al auge militar de China.

Excluyendo los costes de financiación, la cantidad destinada a políticas y partidas concretas es de 73,93 billones de yenes (617.179 millones de euros).

Pese a que los presupuestos volvieron a alcanzar un volumen récord el Gobierno mantiene su objetivo de mejorar su salud fiscal gracias al nuevo aumento del 0,2 por ciento en la recaudación fiscal hasta unos 57,71 billones de yenes (481.888 millones de euros), según las proyecciones para el próximo ejercicio.

Con vistas a reducir su alto nivel de endeudamiento, que en el caso de Japón supera el doble de su PIB y el mayor del mundo desarrollado, el Ejecutivo quiere tornar el déficit de la balanza primaria en superávit para 2020.

Para lograrlo, no obstante, el Gobierno tendrá que buscar un complicado equilibrio entre sus políticas de estímulo económico y otras medidas de ahorro fiscal y destinadas a incrementar la recaudación fiscal, todo ello sin que el consumo doméstico se vea afectado. (EFE)

 


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario