Una mujer rescatada de entre la basura alerta sobre el autoabandono en Japón

Problema podría agravarse si no se enfrenta, según expertos

En la película japonesa "Conociendo a Matsuko" (foto), la protagonista se abandona a sí misma y vive en medio de la basura.

Hay gente que necesita ser salvada de sí misma. Como la sexagenaria que vivía en una habitación llena de basura en su casa en Chiba y que fue rescatada en mayo del año pasado. Mainichi Shimbun ha hecho público su caso.

Un debilitado deseo de vivir habría sumido a la mujer en el abandono de sí misma, dice el diario nipón.

La mujer vivía con su esposo y su hija. El hombre tenía cáncer y cuando un médico visitó la casa en abril pasado, notó que había una habitación llena de basura y avisó a las autoridades locales.

El hombre murió poco después, pero la mujer no asistió al funeral. Un funcionario habló con la hija para decirle que quería ver a su madre. La hija rechazó la solicitud porque -dijo- su mamá no tenía ningún interés en ver a nadie.

Las autoridades no dejaron el caso ahí. Investigaron la situación de la mujer y descubrieron que hacía un año y medio había dejado de someterse a chequeos médicos regulares y que los vecinos no la habían visto últimamente.

Así las cosas, llegaron a la conclusión de que la vida de la anciana estaba en peligro y entraron en su casa para rescatarla.

Hallaron a la mujer acostada bajo una gran cantidad de basura (bolsas, botellas, papel de aluminio para envolver alimentos, vasos de yogur, etc.). La única parte de su anatomía que no estaba enterrada por la basura era su rostro. Aunque dijo que estaba bien, no podía moverse.

La mujer, cuyos pies estaban ennegrecidos y en estado de necrosis, fue llevada a un hospital, donde aún permanece.

El rescate de la mujer fue como maná para su hija, que entre lágrimas dijo que no sabía con quién hablar sobre la difícil situación de su mamá.

La hija le llevaba comida a la anciana, que usaba pañales en vez de ir al baño.

El abandono de sí mismo -explica Mainichi- se origina cuando el deseo de una persona de vivir o su capacidad de juicio se deterioran debido al impacto de perder un cónyuge, la depresión y la demencia, entre otras razones. La persona no busca ayuda. Además, al vivir en un ambiente insalubre, su salud se debilita.

Los expertos advierten de que a medida que envejece la población de Japón podrían surgir casos similares al reseñado si el problema no se enfrentan. (International Press)

 



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario