Robos caen más de 60 % en ciudades japonesas gracias a expolicías

Iniciativa se expande a otras comunidades

Foto nga.gr.jp

Los robos se han reducido en un 62 % desde que se establecieron pequeños puestos manejados por expolicías en las ciudades de Chiba e Ichikawa, revela Mainichi Shimbun.


El “bohan box” o cabina de prevención del delito (no confundir con el koban) y los expolicías, vestidos con uniformes parecidos a los de la policía, funcionan como elemento de disuación.

Los dos primeros bohan boxes se establecieron en estacionamientos de tiendas de conveniencia en noviembre de 2013. Tres expolicías fueron asignados a cada puesto de manera rotativa y el año pasado, en colaboración con asociaciones locales, realizaron patrullajes en sus respectivas zonas.

Entre 2011 y 2013, el número de robos dentro de un radio de 1,5 kilómetros de los bohan boxes en Chiba e Ichkawa, antes de que se instalaran, ascendió 49 y 44 al año en promedio.

Dos años después de que se pusieron los stands, el número de robos cayó a 15 en Chiba (70 % menos) y 21 en Ichikawa (52 % menos), 62 % de manera combinada.

El costo de los bohan boxes es bajo comparado con el de los koban. Además, la presencia de los expolicías da confianza a los residentes, explica el gobierno de la prefectura de Chiba.

Gracias a los resultados positivos de la iniciativa, las ciudades de Kashiwa y Funabashi decidieron seguir los mismos pasos.

El gobierno de Chiba asignó este año fiscal alrededor de 21 millones de yenes (186.200 dólares) para cubrir parte de los costes de los bohan boxes. Para el próximo año fiscal está prevista su instalación en Ichihara, Yachimata y Shisui. (International Press)

 


Suscríbase a International Press GRATIS!

Registre su correo electrónico y entérese primero de las últimas noticias de Japón.


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

Cine
JAPÓNICA
Anime y manga
Celebridades
Conciertos

PRODUCTOS

Productos de Japón
Productos de Japón
Productos de Japón

Turismo en Japón

LECTOR