Industria japonesa del automóvil ganó un 25 % menos por la fortaleza del yen

Foto mazda.com

 


Publicidad

El impacto total en sus resultados fue de unos 500.000 millones de yenes

Foto mazda.com
Foto mazda.com

Los mayores fabricantes automotrices nipones han visto sus beneficios netos caer un 25 por ciento en el trimestre abril-junio, el primero del año fiscal nipón, debido a la rápida apreciación del yen frente a otras divisas.

Las ganancias combinadas de las siete mayores firmas niponas del sector (Toyota, Nissan, Honda, Mazda, Mitsubishi, Suzuki y Subaru) supusieron en ese período 871.000 millones de yenes (7.739 millones de euros), según los resultados que éstas han publicado durante las dos últimas semanas.

Su beneficio neto agregado disminuyó un 10 por ciento hasta los 1,3 billones de yenes (11.552 millones de euros), y el impacto total de la apreciación de la divisa nipona en sus resultados fue de unos 500.000 millones de yenes (4.443 millones de euros), según una estimación del diario nipón Nikkei.

El yen se ha fortalecido progresivamente frente al dólar, la libra y el euro desde comienzos de año, al ser considerada una divisa refugio ante sacudidas financieras como las desatadas por el “brexit” y otros factores como las decisiones de política monetaria de los bancos centrales de las principales potencias mundiales.

Esta tendencia reduce los beneficios de las empresas niponas al repatriarlos y las hace menos competitivas en el exterior, y ha generado también una gran inquietud en el Ejecutivo y el banco central nipón, que se han mostrado dispuestos a intervenir ante la volatilidad de los tipos de cambio.

Entre las caídas del beneficio neto trimestral destacan las de Toyota Motor y Mazda Motors, del 14,5 por ciento y el 32 por ciento respectivamente, aunque en ambos casos se deben también a otros factores negativos que se sumaron a la apreciación del yen.

Mazda se vio perjudicada por la caída de la demanda de vehículos en Estados Unidos, mientras que Toyota pagó la interrupción temporal de su producción en varias de sus plantas en Japón debido a los fuertes terremotos que sacudieron el sudoeste del país en abril.

Por su parte, Mitsubishi cayó en unas pérdidas de 129.724 millones de yenes (1.118 millones de euros) entre abril y junio, debido al efecto del escándalo del falseo de datos de consumo de varios de sus modelos de minivehículos.

Otros factores que pesaron sobre los resultados de los fabricantes nipones fueron el descenso de la demanda de minivehículos en Japón y otros mercados asiáticos o las llamadas a revisión de los automóviles con airbag defectuosos fabricados por la empresa nipona Takata.

A la vista de esta tendencia, Toyota, el líder nipón del sector y segundo fabricante mundial, decidió revisar su previsión de beneficio neto para el año en curso, al igual que Fuji Heavy, fabricante de la marca Subaru.

Los otros cinco fabricantes antes mencionados mantuvieron sin cambios sus estimaciones de resultados para el año en curso, aunque es previsible que sus ganancias se sitúen por debajo de lo esperado si continúa el alza del yen. (EFE)

 


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario