Abe: situación económica se parece a la que había tras quebrar Lehman Brothers

Foto: japan.go.jp/g7

 


Publicidad

Primer ministro de Japón alerta sobre la debilidad de la demanda global

Foto: japan.go.jp/g7
Foto: japan.go.jp/g7

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, dijo a sus homólogos del G7 en la cumbre de líderes que se celebra en Japón que el panorama económico actual se asemeja al escenario de crisis global que quedó, tras la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers.

El mandatario nipón enarboló durante la primera jornada de la cita los últimos datos del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre precios de productos primarios, en los que se aprecia una caída del 55 por ciento interanual con respecto al arranque de 2014, cuando la ralentización de China y los emergentes comenzó a aflorar.

El dato es similar al hundimiento de la demanda que se registró en 2008 cuando el banco de inversión estadounidense se declaró en bancarrota y desató la crisis financiera global.

En declaraciones realizadas a la cadena pública japonesa NHK, Abe ha explicado que durante el encuentro con los líderes de las otras seis economías más desarrolladas y de la Unión Europea (UE) ha querido dejar clara la postura nipona sobre los riesgos que encara la economía global.

Japón, junto a Estados Unidos y Canadá, defienden que políticas comunes de estímulos fiscales e inversión pública como las activadas después de la quiebra de Lehman ayudarían a potenciar la demanda.

Reino Unido o Alemania, por su parte, se han mostrado más partidarios de la disciplina presupuestaria y de las reformas estructurales con vistas a incrementar la competitividad.

Con estos comentarios, Abe subraya además la preocupación de su Gobierno con respecto a la debilidad que muestran la demanda global -que afecta enormemente a su músculo exportador- y el consumo doméstico, principal motor de la tercera economía mundial.

Se cree que el primer ministro podría proponer un aplazamiento de una subida del IVA prevista para abril de 2017 por miedo a que ahogue la recuperación de Japón en un momento en el que los efectos del llamado “Abenomics” -el programa de reforma económica de Abe- para terminar con la deflación se difuminan por la caída del crudo.

En todo caso se espera que al término de la cumbre del G7 el grupo abogue por no subrayar apuestas claras y declararse solo en favor de utilizar las políticas fiscales, monetarias y estructurales de manera “combinada y equilibrada” de cara a sustentar la recuperación.

Los líderes de Japón, Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Francia, Canadá e Italia y la UE se reúnen en el parque natural de Ise-Shima, en el centro de Japón, con el foco puesto en aliviar la ralentización económica global o en reforzar la lucha contra el terrorismo. (EFE)

 


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario