Japón destinará 778.000 millones de yenes a zonas afectadas por terremotos


 


Publicidad

Gobierno declara los seísmos como “desastre mayor”, la primera vez desde 2011

Terremoto

El Gobierno japonés anunció la inminente aprobación un presupuesto extra de 778.000 millones de yenes (6.282 millones de euros) para financiar la reconstrucción de las zonas afectadas por los fuertes terremotos de mediados de abril en el sudoeste del país.

Esta partida suplementaria “será aprobada lo antes posible” con vistas a que los damnificados por los terremotos “puedan reconstruir sus vidas de forma rápida y segura”, dijo el primer ministro nipón, Shinzo Abe, en declaraciones recogidas por los medios locales.

Además, el Gobierno decidió declarar los terremotos de la prefectura de Kumamoto como “desastre mayor”, la primera designación de este tipo desde el seísmo y el tsunami que devastaron el noreste de Japón en marzo de 2011, y que en la práctica supone que el Ejecutivo central asumirá los costes y la gestión de la reconstrucción.

De la antes citada cantidad, unos 700.000 millones de yenes (5.635 millones de euros) se emplearán en la reconstrucción de los negocios que resultaron dañados, así como en la reparación de carreteras, puentes y otras infraestructuras, adelantaron fuentes gubernamentales a la agencia nipona Kyodo.

Los 78.000 millones restantes (628 millones de euros) se destinarán a ayudas para las personas que perdieron sus hogares debido a la catástrofe natural y a la construcción de alojamientos temporales.

El Gobierno tiene previsto aprobar el presupuesto extraordinario el próximo viernes, y se espera que reciba el visto bueno de la Dieta (Parlamento) la semana que viene.

Los fondos se inscribirán como una partida suplementaria en el presupuesto del ejercicio en curso, y serán costeados con las cantidades que se ahorra el Estado a la hora de financiar su deuda gracias a la rebaja de tipos de interés aplicada por el Banco de Japón (BoJ) a finales de enero.

Kumamoto, ubicada en la isla de Kyushu, registró el pasado jueves 14 de abril un terremoto de 6,5 grados en la escala de Richter que desató una gran cadena de movimientos telúricos que ha generado ya más de 1.000 réplicas.

Una de éstas alcanzó dos días después los 7,3 grados y resultó aún más destructiva que el primer temblor, y afectó además a la vecina prefectura de Oita.

En total, los seísmos causaron medio centenar de muertos y han dejado en riesgo de derrumbe unos 12.000 edificios, además de provocar daños en infraestructuras básicas.

Los terremotos ocasionaron la evacuación de más de 130.000 personas, de las cuales cerca de un millar continúa alojada en colegios y otros centros públicos, mientras que la mayoría ha podido regresar a sus hogares o ha sido reubicada en viviendas temporales. (EFE)

 


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario